El uso indebido de nombres y distintivos de restaurantes

Compartir


Solo el 11% de las solicitudes presentadas en 2017 en la Oficina Española de Patentes y Marcas fue para el registro de nombres comerciales.

En el sector de la Hostelería ocurren, cada vez con más frecuencia, casos de usos fraudulentos de nombres comerciales y/o distintivos, principalmente en restaurantes de prestigio reconocido con intención de vender unos servicios determinados, aprovechando precisamente esa imagen o buen nombre obtenido gracias al trabajo a veces incluso de años.

Con el fin de obtener la máxima protección a nivel legal, es muy importante ir concienciándose de la importancia de registrar el nombre comercial, porque una vez registrado tenemos dos pasos adelantados a la hora de atacar el uso indebido por otro empresario. En primer lugar acreditamos, sin género de dudas, que es nuestro; en segundo lugar, el nombre se encuentra protegido al mismo nivel que una marca registrada.

Esto no quiere decir que un nombre no registrado no se pueda proteger, que se puede, pero el primer problema que vamos a encontrar es que tenemos que acreditar el uso como algo notorio y conocido por todo el mundo, lo cual en determinados casos no será difícil (pensemos en Arzak o el Bulli), pero en otros sí.

La conducta sancionable es muy variada. Podemos reclamar cuando están usando el nombre de nuestro restaurante para atraer clientes a otro lugar; y cuando lo usan a modo de publicidad para vender algún producto o servicio o para respaldar cualquier acto con fines publicitarios.

Las acciones que podemos tomar una vez ocurrido el uso indebido son muy amplias, y van desde exigir que se declare la deslealtad en dicho uso, hasta solicitar una indemnización por los daños que nos haya podido causar el mismo. También se puede solicitar la cesación inmediata de la conducta.

Lo primero que habría que hacer es solicitar la cesación inmediata de la utilización, al amparo de la Ley de Competencia Desleal, y ya, valorando el tipo de conducta, incluso se puede presentar una querella en los Juzgados de lo Penal, si lo que nos están haciendo llega al rango de estafa.

Y sobre todo, que no nos pase como a aquel empresario, que no tuvo mejor idea que llamar a su empresa ‘El Corte Chino’. Aunque no usaba distintivos, ni letras parecidas ni logo, fue obligado a cambiar el nombre por una denuncia de esa gran empresa en la que todos pensamos que, por supuesto, sí tiene registrado su nombre comercial.

En resumen, es necesario destacar que es importante el registro del nombre comercial y, una vez producido el uso indebido, actuar con rapidez y contundencia, ya que en el mundo globalizado de internet, nuestro nombre es parte de nuestro patrimonio, como parte de nuestra imagen que es.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies