Los supermercados se despiden del plástico

Compartir


Una cadena británica pionera en la reducción de este material contaminante

Los plásticos amenazan nuestro ecosistema de una manera catastrófica. En la última década, hemos pasado de utilizar 317 bolsas por habitantes a una media de 150 bolsas, una reducción de más del cincuenta por ciento. Pero aún queda mucho por hacer. En España solo se recicla el 30 por ciento de los plásticos y hay que tener en cuenta que una botella tarda unos 500 años en descomponerse.

Francia instó en 2016 a la prohibición de la venta de envases plásticos y España ha tomado buena nota para que entre en vigor a partir del 1 de enero de 2020. La obligación por parte de los productores de platos, vasos, copas, tazas, chupitos, pajitas, cubiertos, etc., pasa por utilizar al menos un 50 por ciento de sustancias biodegradables y alcanzar el 60 por ciento en 2025.

Lo cierto es que hay mucho plástico, sobre todo en los supermercados. Por ello, la cadena británica Sainsbury´s, pionera en lanzar una carnicería sin carne en el centro de Londres, aquí puedes leer el artículo, se ha puesto en marcha para reducir este material. A partir de ahora, se deshace de las bolsas de plástico para frutas, verduras y productos de panadería. Es el primer supermercado del Reino Unido que se lanza con esta iniciativa medioambiental.

Así, se desprende de las bandejas de las frutas y verduras, el film que recubre los alimentos, los boles de plástico que contienen los frutos rojos (arándanos, frambuesas, grosellas), los cubiertos de plástico que llevan las ensaladas preparadas y las bandejas de los huevos, entre otros artículos.

La cadena está probando también una sección de frutas congeladas al peso con el objetivo de que el cliente pueda mezclar los productos y evitar el excesivo empaquetado si decide llevarse varios alimentos.

La buena noticia, y sin duda un aliciente, es que estos productos que no llevan plástico son un 15 por ciento más baratos que los demás, impulsando su compra.

Sin duda, el cobro de las bolsas de plástico contribuye a que el consumidor recurra a su establecimiento con una bolsa reutilizable, ahorrando dinero y ayudando a cuidar el planeta.

Hay que tener en cuenta que cada año llega a los mares y océanos el equivalente en basura a 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel, según Greenpeace. Por lo tanto, queda mucho trabajo de concienciación por delante.

Ver: TARTA DE QUESO DE ‘LA VIÑA’

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies