Salmón Keia ligeramente ahumado con algas de Martín Berasategui

Compartir


Un plato con el sabor de las estrellas del chef donostiarra

Considerado como uno de los mejores cocineros del mundo, Martín Berasategui comenzó a coquetear con la cocina cuando aún era un niño, en el Bodegón de Alejandro, un negocio familiar que años después regentaría y con el que conseguiría su primera estrella Michelin. Sería la primera de una constelación personal que actualmente la conforman 10 ‘macarons’, convirtiéndose en el cocinero español con más galardones de la reconocida guía francesa.

Bautizó con su nombre a su restaurante más internacional, que abrió sus puertas en 1993 en Lasarte-Oria (Guipúzcoa). En tan solo un año obtuvo su primera estrella Michelin, en 1997 llegó la segunda y en 2002, logró su tercer reconocimiento. También luce tres estrellas Lasarte (2007, 2010 y 2017), ubicado en Monument Hotel 5GL Barcelona.

Además de los establecimientos triestrellados, el chef donostiarra presume de dos galardones en el MB de Tenerife (2010 y 2014), y en la última edición de la Guía Michelin ha conseguido sendas estrellas para Oria (Barcelona) y Eme BeGarrote (San Sebastián).

El imperio gastronómico de Berasategui no para de crecer. Es el director gastronómico de múltiples restaurantes y no solo en España: México, República Dominicana y China son algunos de los destinos de su firma, que continuará plasmando por Bilbao, Madrid, Lisboa, Mallorca, Ibiza y el estadio Santiago Bernabeu (Madrid).

Salmón Keia ligeramente ahumado con algas, polvo de frutos secos, café y vainilla

Ingredientes

Crema de parmesano y tocineta

  •  2 litros de nata líquida
  • 1100 g de tocineta adobada ahumada cortada en trozos
  • 300 g de queso parmesano
  • 2 dientes de ajo
  • 1,5 grs de xantana

Para la crema

Mojar la tocineta con la nata y añadir el ajo, reducir a la mitad. Poner el queso e infusionar 15 minutos. Pasar por chino fino. Espesar con la xantana. Meter en sifón con 2 cargas. Reservar.

Polvo de avellanas, café y vainilla

  • 150 g de avellanas
  • 150 g de azúcar
  • ¼ vainilla Thai
  • 10 g de café molido

Para el polvo

Tostar las avellanas. Realizar un caramelo a seco, añadir las avellanas, el café y enfriar. Mixar en termomix. Tiene que quedar un polvo como resultado.

Para el salmón

Sacar la piel del salmón y limpiar el lomo de cualquier espina o resto de sangre coagulada que tenga. Cortaremos los lomos en trozos de 18 cm. de largo. Pegaremos 2 hojas de alga nori seca con la parte rugosa hacia dentro. Pondremos el lomo e iremos enrollando en el alga nori a la vez que hidratamos (en forma de lluvia) con un poco de agua si es necesario. Lo prensamos bien y lo envasamos al vacío a máxima presión y congelamos para poder cortar en finas láminas

Acabado y presentación

En un plato de diseño con un poco de fondo colocamos la crema templada. Encima la lámina de salmón Keia. Acabar espolvoreando por todo el plato en forma de una fina raya con el polvo de café, un bouquet de brotes aliñado con unas gotas de aceite.

Y no te pierdas el Milhojas caramelizado de Foie Gras de Martín Berasategui.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies