5 setas para tus platos de otoño

La gula de monte, la trompeta de la muerte, el rebozuelo, el níscalo y el boletus son muy codiciados en la cocina por su versatilidad y exquisito sabor

Estamos en otoño. Las hojas de los árboles caen a la tierra húmeda y los bosques se tornan cobrizos. Es en esta estación lluviosa cuando comienza la temporada de setas, un ingrediente muy codiciado y que ofrece numerosas posibilidades en la cocina.

Son muchos los aficionados a su recolección en esta época del año, a pesar de que no siempre es fácil distinguir las comestibles de las tóxicas. Por esta razón, si no eres un experto en la materia, te recomendamos no lanzarte a la aventura y comprarlas en el mercado. Así solo tendrás que preocuparte por disfrutarlas en la mesa.

Eso sí, primero habrá que limpiarlas, quitarles la tierra con cuidado y pasarle un trapo húmedo al sombrero. Hay que evitar lavarlas con agua, a no ser que contengan demasiada tierra, ya que pierden parte de su sabor y se estropean con más facilidad.

Además de su exquisito sabor, las setas cuentan con numerosas propiedades nutricionales, ya que poseen proteínas, minerales y vitaminas. Existen cientos de especies, pero en esta ocasión te proponemos cinco setas imprescindibles para tus menús otoñales.

Boletus

Boletus edulis
Boletus edulis

Muy apreciadas en el ámbito gastronómico, los boletus suelen aparecer después de abundantes lluvias, ya que necesitan suelos húmedos para crecer.

Su nombre en latín es Boletus Edulis, que significa boletus comestible, lo que pone en valor su versatilidad en la cocina. Y es que su sabor suave y la textura de su carne la convierten en el ingrediente ideal para risottos, quiche lorraine, revueltos, patés, pastas rellenas, empanadillas rellenas y croquetas. También se pueden comer en crudo.

Para consumirlas todo el año, el boletus se suele vender deshidratado en finas láminas que se utilizan para la elaboración de arroces, pastas, sopas, guisos, calderetas, e incluso para aderezar salsas y como guarnición.

Los boletus poseen altas propiedades nutritivas y son un ingrediente prefecto en las dietas de adelgazamiento, ya que poseen muy pocas grasas y ayudan al buen funcionamiento del tránsito intestinal.

Aprende a preparar unos bocaditos de polenta y boletus. Receta paso a paso. Aquí puedes comprar boletus frescos.

Níscalo

Níscalos
Níscalos

Una de las setas más populares de la gastronomía española es el níscalo. Su nombre científico, Lactarius deliciosus ya anuncia que nos encontramos ante un producto gourmet.

Es fácilmente reconocible por su aspecto, de color anaranjado y líneas concéntricas amarillentas, pero también por su sabor, algo amargo si se come en crudo.

Cocinar níscalos es sencillo, por lo que se utilizan para multitud de recetas, como guisos de arroz o carnes o tortilla. Además, se pueden freír o asar y utilizarlas como guarnición.

Este tipo de setas poseen un alto contenido de minerales y vitaminas. En cambio, no aporta nada de grasa y posee muy pocos hidratos de carbono. Consigue aquí níscalos silvestres.

Rebozuelo

Rebozuelos
Rebozuelos

La Cantharellus cibarius, conocida popularmente como rebozuelo, es probablemente la seta silvestre más consumida a nivel mundial. Dependiendo de las características del terreno en el que crezca, su tonalidad puede ir desde el amarillo blanquecino hasta el amarillo dorado o anaranjado.

De sabor dulce y aroma a melocotón, posee una carne consistente muy apreciada en los fogones. Además de los clásicos revueltos, con los rebozuelos se elaboran guisos, estofados y salsas. Una de sus grandes ventajas respecto a otras setas es que pueden permanecer varios días en el frigorífico manteniendo sus cualidades.

La cantharellus cibarius es rica en minerales y vitaminas. Tiene propiedades antioxidantes y compuestos activos que pueden prevenir la oxidación celular y las inflamaciones. En Laumont.shop puedes comprar setas.

Trompeta de la muerte

Trompeta de la muerte
Trompeta de la muerte

Conocida como la trufa de los pobres, la trompeta de la muerte se puede considerar una seta gourmet por su delicada carne, elástica y de textura cartilaginosa, y su agradable sabor. Estas características la convierten en un ingrediente ideal para multitud de platos, como arroces, pastas, sopas, guisos de carne y pescado, calderetas, etc. Igualmente funcionan como guarnición o crudas en ensaladas.

Se pueden comprar durante todo el año, ya que también se venden deshidratadas. Una opción es utilizarla como condimento si se transforman en polvo.

La trompeta de la muerte posee numerosas propiedades nutricionales y, al ser hipocalóricas, funcionan muy bien en dietas de adelgazamiento. Pincha aquí para conocer más sobre las trompetas.

Gula de monte

Gula de monte
Gula de monte

La cantharellus lutescens o gula de monte es una seta de agradable sabor y afrutado aroma que se recolecta entre septiembre y diciembre. Su aspecto es inconfundible, ya que la forma de su trompeta, de color amarillo anaranjado, recuerda a una flor.

Es una de las más apreciadas por su carne exquisita y flexible, ideal en sopas, arroces, guisos de carne, rellenos o revueltos. Además, la gula de monte tiene bajo contenido calórico y es rica en fósforo, vitaminas B2 y B3, y minerales. Cómpralas aquí.

Aprende a preparar sugerentes recetas con setas como los bocaditos de polenta y boletus o la galette de setas.

Encuentra todas estas setas en la tienda Laumont.shoppinchando aquí.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies