La abeja melipona y su miel

Desconocida hasta hace unos años, sus propiedades la convierten en un alimento medicinal

La miel de abeja melipona contiene más fructosa que glucosa, lo que la convierte en una miel sedosa, más acuosa y menos propensa a la cristalización. Su sabor depende de la región en la que se recolecta, pudiendo ser floral, ácido, amaderado, incluso alcohólico.

En el siglo XVI, los colonizadores introdujeron la Apis mellifera o abeja europea en México. Actualmente, el aumento del cultivo ha situado a México como el tercer exportador de miel a nivel mundial. Sin embargo, desde tiempos precolombinos, en Yucatán (México) ya se criaba la abeja melipona. Esta es una variedad de abeja sin aguijón, de un centímetro de longitud aproximadamente. Pueden ser amarillas, anaranjadas o negras.

Pertenecen a la tribu Meliponini y los tres principales subgéneros de esta tribu son: Melipona, criada en México; Scaptotrigona, criada en México y Guatemala; y la Tetragonisca, criada desde Costa Rica hasta Brasil. Aunque se conocen al menos otras 35 variedades distribuidas desde México hasta Argentina.

El Códice Tro-cortesiano o Códice Madrid, con ocho siglos de antigüedad, detalla el manejo e importancia de las abejas dentro de la cosmovisión maya. Su importancia fue tal que el dios Ah Muzenkab fue patrón de las abejas y protector de la miel. En Brasil se acuñó el término meliponicultura para denominar a la crianza de abejas sin aguijón y existen comunidades que, casi en su totalidad, se dedican a dicha actividad.

Viven en colonias de entre 1.000 y 3.000 individuos. Las colmenas, también conocidas como jobones o hobones, se edifican en agujeros preexistentes, como el interior de troncos huecos o termiteros. Los meliponicultures, encargados de su crianza, reproducción y cuidado, los trasladan a dos vasijas de barro, una encima de la otra, ya que son criaderos horizontales. Estos panales son de un solo uso, es decir, que se destruyen para recuperar su cera una vez que las abejas emergen.

Un panal de abeja sin aguijón, también conocida como abeja pipiola, produce de media 1,5 litros de miel al año, en contraste con los 60 litros que produce la Apis mellifera. Las “mieladas” (épocas de recolección) se realizan entre febrero y abril.

Las meliponas absorben más nutrientes de las plantas que polinizan, de ahí que su miel se considere medicinal y se recomiende para afecciones oculares, trastornos del sistema digestivo, descongestión de las vías respiratorias, estimulación de la producción de glóbulos rojos, favorecer la cicatrización, reforzar el sistema inmunológico y reducir las manchas faciales. Además, contiene una buena cantidad de antioxidantes.

A pesar de ser un alimento tan beneficioso, hasta hace unos años era casi desconocida. Uno de los factores más importantes es que en el codex alimentarius, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define la miel como la “sustancia dulce natural producida por la apis mellifera a partir del néctar de las plantas”, dejando fuera a las meliponas. Aunado a esto, el uso de pesticidas, el cambio climático y la introducción de especies transgénicas han mermado considerablemente la población de estos insectos.

Debido a que no se considera en la compilación de normas internacionales, los productores no pueden exportar su miel y la única manera de conseguirla es viajar a las distintas comunidades meliponicultoras.

No obstante chefs de renombre internacional se han enamorado del sabor y de las propiedades medicinales de dicho elixir. Tal es el caso de René Redzepi (Noma) que, en colaboración con la Fundación Haciendas del Mundo Maya, trabaja para apoyar y resguardar a las comunidades productoras.

Ver: CHEESECAKE DE OREO SIN HORNO

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies