Cheesecake de Oreo sin horno

Compartir


Una tarta popular para endulzar tus meriendas

La cheesecake se ha convertido en uno de los postres más demandados en los restaurantes de todo el mundo junto con la tarta de zanahoria o el coulant de chocolate. Aquí puedes ver estas recetas.

La New York Cheesecake es la tarta de queso más famosa, una elaboración que lleva como ingrediente principal el queso crema, además de azúcar, nata y huevos, y que se termina al horno. En España, una de las tartas de queso más populares es la del restaurante ‘La Viña’, en San Sebastián, ganadora de numerosos premios. Si quieres prepararla, aquí te dejamos la receta.

Otra manera de preparar la tarta de queso es sin horno. Sus ingredientes son similares con la diferencia de que esta lleva gelatina o cuajada para espesar la mousse de queso. Aunque suele utilizarse queso crema tipo Philadelphia, también se puede preparar con mascarpone, requesón o quark.

El primer registro de este postre se remonta a la Antigua Grecia aunque fue el romano Marco Porcio Catón, llamado también Catón el Viejo, quien escribió esta receta para realizar ofrendas religiosas. En su libro ‘De Re Rustica’ se observa que la elaboración es muy similar a la actual.

Ponle un toque dulce a tus meriendas en armonía con una refrescante agua con gas S.Pellegrino.

Cheesecake de Oreo
Cheesecake de Oreo

Ingredientes para un molde 24 centímetros

Para la base

  • 250 g de galletas Oreo
  • 100 g de mantequilla sin sal

Para la cheesecake

  • 500 g de queso crema
  • 170 g de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 40 ml de leche
  • 12 g de gelatina

Para decorar

  • Nata montada
  • Cerezas al vino
  • Galletas Oreo

Elaboración paso a paso

  1. Con la ayuda de un robot de cocina, triturar las galletas hasta que queden bien rotas. Derretir la mantequilla y mezclarlas con las galletas.
  2. Forrar el molde con papel de horno, tanto en los laterales como en la base. Extender la mezcla de galletas hasta cubrir bien la base y los laterales. Dejar enfriar en la nevera durante 15 minutos.
  3. Sacar el queso crema de la nevera unos 10 minutos para que esté más blando y manejable. Hidratar las hojas de gelatina en agua fría.
  4. Batir el queso junto con el azúcar glas. Una vez que el queso esté bien cremoso, añadir las yemas de huevo y la esencia de vainilla.
  5. Montar la nata hasta lograr una consistencia algo más ligera que cuando comemos unas fresas con nata.
  6. Añadir la nata semimontada junto con el queso crema y mezclar suavemente con la ayuda de una espátula.
  7. Calentar la leche al microondas y añadirle la gelatina previamente escurrida.
  8. Añadir la mezcla anterior a la nata y al queso y mezclar rápidamente. Añadir algunas galletas Oreo troceadas.
  9. Sacar la base de la nevera y disponer la mezcla suavemente. Guardar en la nevera durante 8 horas hasta que cuaje completamente.
  10.  Una vez fría la cheesecake de Oreo, terminar con nata montada, galletas troceadas o unas guindas al vino.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

Galletas Oreo, queso crema y a su lado, ¿qué?… Posiblemente, muchas cosas. En este caso, muchos vinos o muchas bebidas a nivel internacional que están rompiendo los esquemas tradicionales, tales como sidras dulces y de hielo, hidromieles, etc.

S.Pellegrino y Sidra de Hielo Neige
S.Pellegrino y Sidra de Hielo Neige

Pues bien, ante este volcán de sabores, que nos hace salivar incluso en el momento de definirlo, hemos seleccionado una sidra de hielo espumosa Neige. Podrán pensar que esto es un tanto raro. Pues sí, esta sidra casi única en el mundo se elabora en el Quebec (Canadá) y sus sabores expresan miel cítrica encantada con manzana al horno junto a un ramillete de flores. Hasta ahora todo es perfecto.

A su lado, un agua mineral natural con gas. ¿Y por qué con gas? Hay que explicar que las aguas pueden ser muy distintas y este agua tiene de diferente una burbuja fina y cremosa con un punto cítrico y fresco que nos hace salivar y percibir mejor los sabores, a la vez que las burbujas permiten mantener durante más tiempo los sabores dulces en nuestro paladar y tener una mejor digestión. Hablamos de S.Pellegrino, es eso que se llama “burbujas de placer”.

Pues bien amigos, ya me dirán cómo ha ido la experiencia gastronómica combinando estos tres productos, un plato que nos recuerda nuestra niñez, un agua digestiva, fina y sabrosa, y una sidra rara y divina en sabores.

Trucos

  • Si te gusta la cheesecake helada, puedes conservarla en el congelador. Termínala con chocolate caliente. ¡Irresistible!
  • Puedes escoger otro tipo de galletas como María, Lotus o Digestive.
  • No montes mucho la nata, así el resultado será más cremoso y ligero.

Y no te pierdas el SOUFFLÉ HELADO DE CHOCOLATE, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Join the Conversation

  1. Mercedes says:

    Donde se puede comprar la sidra de hielo ¿En grandes superficies? Gracias.

    1. Manu Balanzino Author says:

      Sí, también en tiendas especializadas (vinotecas, rincón gourmet). Saludos.

  2. Esta es una de las tartas que nunca falla.

    1. Manu Balanzino Author says:

      ¡Exquisita! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies