Con la colaboración de:

Salchichón de Málaga

El salchichón de Málaga vuelve a nuestras mesas para quedarse

Un producto de la postguerra arrasa en nuestras mesas con preparaciones tan variopintas como las croquetas, hamburguesas, albóndigas o lo que comenzó estallando este fenómeno, el tartar de salchichón de Málaga impulsado por el chef Dani García.

Su elaboración radica en carne de cerdo picada no muy fina, especiada y luego embutida en tripa artificial con el objetivo de que no aporte sabor al conjunto. Su curación es inferior al tradicional salchichón que ronda sobre los seis a ocho días dependiendo de la empresa elaboradora.

Característico también es el polvillo blanco que lo recubre fruto de su curación. Aunque también, el papel que lo envuelve marca la diferencia entre otros tipos de embutidos en los lineales de supermercados. Lo curioso, que este producto no se vende fuera de la provincia ya que su peculiaridad es que este blandito.

Prolongo fue la primera empresa en elaborar el salchichón sobre 1820 basándose en la receta italiana del salame de la zona de Génova que fabrican en torno a diez toneladas a la semana para el consumo de la provincia.

Famadesa es otro elaborador cárnico que también elabora este tradicional producto desde hace más de cuarenta año que posiblemente se diferencie del resto por ser más curado.

García-Agua posiblemente sea la empresa que ha revolucionado el sector aportando otra forma de comer el salchichón más allá del clásico acompañado de pan y piquitos. Ellos proponen tarrinas de salchichón o rulos de la propia carne para elaborar recetas diferentes como las citadas inicialmente. No son nuevos en el sector, desde 1921 hasta el 2005 elaboraban en Cártama Estación los salchichones bajo esta marca.

Ahora Antonio García-Agua, nieto del fundador y responsable se ha metido de lleno en la elaboración rescatando este producto que muchos consumían pero que nunca sabían sus orígenes. Este ingeniero agroalimentario quiere revolucionar las cocinas de las casas el salchichón de Málaga para ser utilizado en los hogares de forma habitual.

Síguenos en Twitter, Facebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    Miel de caña, seña de identidad de Málaga | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía
    Abr 24, 2017 Reply

    […] VER: SALCHICHÓN DE MÁLAGA […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies