Con la colaboración de:

Los Vinos más Radicales del Mundo

Repasamos las referencias más transgresoras y sorprendentes presentadas en Madrid

Vinos naranjas, naturales, submarinos, experimentales y caucásicos, vinos de hielo, vinos con una bonita historia y vinos que transgreden todas las normas. En definitiva, 32 referencias singulares, auténticas y muy cañeras se han podido ver en la última edición del VI Salón de Vinos Radicales celebrada en la sede del COAM de Madrid.

Podríamos hablar de un TOP 5, pero los estereotipos y las normas están para saltárselas, así que aquí os traemos “copa en mano” los TOP 6 de esta edición.

A pie de Tierra

Tiene dos nombres, Aitor Paul y David Millamiel, compañeros en la Escuela Profesional de Viticultura y Enología de Madrid, y fieles a su filosofía “de hacer el vino que les gusta beber”. El proyecto “A Pie de Tierra” emana del respeto al entorno y su tipicidad, con los objetivos marcados de trabajar con la uva Garnacha y el granito de la zona centro.

En esta ocasión han presentado A Dos Manos 2017 un “vino de pueblo” elaborado desde la más profunda creencia en el potencial de Méntrida, su Garnacha y su terroir; y Fuerza Bruta 2017, 100% raspón, esencia de la Dehesa y con marcado carácter Mediterráneo. Extraoficialmente sin etiqueta, en primicia y con el fin de constatar la evolución de la marca, catamos los 2018 de las anteriores marcas (A dos manos y Fuerza Bruta) que vienen pisando fuerte. Y para rizar el rizo, nos deleitaron con un rosado en tinaja de barro ancestral usada, del que en aquel momento tenían 150 botellas que, como me dijo David, “no sabemos si saldrá al mercado… o quizás si”. He de decir que, a día de hoy, esas 150 botellas ya están vendidas.

Edetària (D.O Terra Alta)

Primero la conocí a ella, Carmen Fuentes y ya me pareció un terremoto, después descubrí a Joan Ángel Lliberia y me contagió su gran conocimiento del terruño, de la vid, del mimo hacia la tierra. Por último, me presentaron a toda la familia Edetària. Flechazos a primera vista. Edetària es un tributo a la familia, un sueño convertido en realidad y un reencuentro con el origen.

Edetària procede de “Via Edetana”, antigua vía romana que unía la actual Tortosa con Zaragoza. Con ello se quiere rendir homenaje a la cultura mediterránea de la cual forman parte, y donde el vino ha sido y es un elemento central.

Edetària es la bodega de referencia de la DO Terra Alta, poseedora de un terroir único de viejas viñas de variedades autóctonas, Garnacha blanca y Garnacha peluda. La familia Lliberia elabora con ellas sus buques insignia Edetana y Edetària Selecció. Unos vinos de finca de pequeña producción muy reconocidos por la crítica y una gama de una relación calidad precio excepcional.

En el VI Salón de Vinos Radicales nos encontramos con toda la familia: La Personal 2016, La Pedrissa 2015, La Genuïna 2017, La Terrenal 2016, Viña Edetària Tinto 2017 y Blanco 2018. Una cuidada selección en su más puro estado, sin añadir ni quitar nada. El resultado es un fiel reflejo de la tierra de donde provienen estos personales y admirados vinos.

Bodegas Verum

No es porque sea manchega, de esas con ocho apellidos manchegos. No es porque sea una de nuestras bodegas fetiche en la Mancha; y no es porque Verum sea la única bodega que tiene una cueva de más de 8.000 metros cuadrados repleta de barricas de roble donde envejecen sus aguardientes y vinos. No es por eso. He elegido Bodegas Verum porque sus vinos nos han conquistado.

La bodega se encuentra en Tomelloso, Ciudad Real. Un proyecto nacido en 2006 de la mano de la familia López Montero, enfocado a alcanzar la excelencia en los vinos y destilados que elaboran, para lo que seleccionan los mejores pagos de la propiedad con viñedos que superan los 30 años de edad media. Fue pionera en introducir la variedad Gewürztraminer en Castilla La Mancha y cuenta con unos de los viñedos más viejos de la variedad Airén con los que elaboran el reconocido Verum Terra Airén de Pie Franco. Por eso y por muchas cosas más, Bodegas Verum han sido una de las 32 bodegas del IV Salón de Vinos Radicales.

Itsasmendi

El Txacoli más gastronómico del VI Salón de Vinos Radicales. Una pequeña bodega ubicada en pleno corazón (Gernika) de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai. Sus variedades autóctonas estrella, Hondarrabi zuri y Hondarrabi zuri zerratie, despliegan todos sus encantos cuando pasan por las manos del equipo de Itsasmendi. Son ellas las que acentúan la riqueza que proporciona la Naturaleza.

Un total de 35 hectáreas de viñedo en 15 parcelas distintas y seleccionadas minuciosamente son las que proporcionan una gran biodiversidad en las uvas recolectadas. Una cata horizontal de cada una de las preferencias presentadas, me hizo descubrir que el Txakoli de Itsasmendi tiene un pasado, un presente y un futuro que dará mucho de que hablar.

Pago Los Balancines

Por su inquietud de catar todo lo cae en sus manos y en su copa, Pedro Mercado, enólogo y dueño de Pago Los Balancines, ha querido estar presente en este VI Salón de Vinos Radicales. ¿Cómo? Con su historia de perros. Suena un poco mal, pero termina muy bien, y se resume mirando la etiqueta de sus botellas. Una variedad, una parcela, un mastín. Un proyecto maravilloso en el que llevan trabajando más de 12 años intentando recuperar la raza casi extinguida de este tipo de perro. Un vino superior con mucha personalidad y con el que ha llegado el momento de rendirle el homenaje que merece.

En un pequeño pueblo de Extremadura cercano a Mérida, Pago Los Balancines sigue haciendo de las suyas.

Itsis Marani / Brothers Avaliani

Aquí se canta esta canción: “El vino que vende Asunción, no es blanco, ni es tintoni tiene color”. Este tiene color naranja.

En el VI Salón de Vinos Radicales, el país invitado ha sido Georgia, una de las cunas mundiales del vino. Lo más llamativo ha sido su vino ‘Orange Wine’.

Aquí, el marketing, el lifestyle y la diferenciación han hecho que sea catado por todos y cada uno de los participantes al evento. “Se trata de vinos elaborados con uva blanca y fermentados con las pieles de la uva”, explican. Un vino muy interesante de acidez suave y que, al estar macerado con sus pieles, su tanicidad está más marcada.

En definitiva, una apuesta más para todos los que amamos el vino. Necesitamos descubrir y mirar más allá de lo que se hace en nuestras fronteras.

6 bodegas, 6 experiencias, 6 vinazos radicales cuya singularidad, fidelidad a un paisaje, tradición, innovación, pasión, riesgo y locura hacen que el Salón de Vinos Radicales, organizado por el Sindicato del Gusto y después de seis ediciones, siga siendo una gran idea.

No dejes de leer el listado completo de restaurantes de la Guía Repsol 2020pincha aquí.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Eva María Rodrigo
Desde su infancia ha estado ligada al mundo de la gastronomía, agarrada al delantal de su madre ha podido ver la evolución de la cocina tradicional hasta la cocina de vanguardia que se desarrolla en estos momentos. Esta pasión familiar le llevo a crear Vayro, de la que es directora. Una empresa que surge como inquietud y necesidad de fomentar tanto la gastronomía manchega, como los diferentes sectores y profesionales que la componen. Eva, ha realizado diferentes cursos, seminarios y master sobre marketing ligados a la gastronomía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies