Lobito de Mar, el chiringuito de Dani García

El cocinero malagueño abre su nuevo concepto en Marbella

Ya son cuatro locales los que atesora el chef malagueño Dani García en tan solo un kilómetro de distancia. Dani García Restaurante, con dos estrellas Michelin; BiBo Marbella, su propuesta más informal, también en Madrid; Atelier, su centro de investigación y su cocina del catering; y lo último, Lobito de Mar, “un chiringuito en plena Milla de Oro”.

Más de 800 metros cuadrados, divididos en un salón principal y una zona de barra (sin reserva), y más de 68 personas dan vida a Lobito de Mar, el “bar resalao de Dani García”, con una propuesta basada en “producto, aceite de oliva, ajo, perejil, limón, pimienta y sal”.

“No somos un chiringuito al uso, intentamos identificarnos con la cocina popular marbellí” argumentaba el chef a THE GOURMET JOURNAL mientras controlaba la salida de los platos que no cesaba ni un momento.

“Lobito de Mar es básicamente un chiringuito, es el restaurante que menos cocinamos, es todo producto y producto”, haciendo referencia a la carta que se divide en una primera parte en pescados del día; entrantes vegetales y marinos; mariscos; oda al atún rojo; fritura; espetos; y paellas.

La arena de la playa se hace notar en el pasillo que conecta el salón principal con la cocina, donde las brasas de olivo dan vida a los espetos tradicionales ensartados en caña y los espetos horizontales de boquerones, jureles o salmonetes. Este último, mantiene el pescado intacto, sin romper el interior. Una técnica japonesa que se utiliza para secar el pescado y que Dani García ha reinventado.

En cuanto a los postres, “nos basamos en los postres de chiringuito de toda la vida: fruta, helados y postres de la abuela”. Eso sí, con una chispa como la Sandía con granizado de vino tinto y vainilla; Tarta suave de queso azul Payoyo; o el Happy Hippo Lobito de Mar, solo apto para golosos.

Y no podía faltar en un chiringuito las sangrías a base de vinos tintos, finos o cavas firmadas por Héctor Henche.

Así fue el almuerzo en Lobito de Mar …

Para empezar, un clásico, la «ensaladilla rusa machacada con gambas y aceitunas» servida con una crujiente regaña. Los fritos estuvieron marcados por el “Lobito de Mar en adobo”. Exquisito bocado, nada graso y muy sutil en boca.

No dejes de pedir la “tortilla de gambas terminada en mesa” por el personal de sala en una fuente muy caliente quedando jugosa. Le siguieron unas «navajas a la sal con algas». Punto y ejecución perfecto.

La oda al atún llego en forma de «tartar de descargamento de atún rojo salvaje» aliñado ligeramente con aceite de oliva. Sin palabras el «arroz seco de marisco y pescado» al estilo alicantino.

Imposible no pedir un «espeto tradicional de sardinas» y un «espeto horizontal de jureles».

El momento goloso estuvo marcado por el «Happy Hippo», el «helado de queso de cabra y miel», y la «tarta suave de queso azul Payoyo». Cremosa en su interior y toques tostados por fuera.

Más información

Lobito de Mar

Dirección: Bulevar Príncipe Alfonso von Hohenlohe 178, 29602, Marbella

Teléfono: 951 554 554 / Abierto: todos los días

Web: grupodanigarcia.com

Síguenos en TwitterFacebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Fotos: Manu Balanzino. ©Prohibido su reproducción total y parcial, incluidas fotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies