Candidatos Cocinero Revelación Asisa Madrid Fusión 2017

Compartir


6 cocineros se postulan para convertirse en Cocinero Revelación 2017

Javi Estévez al frente de La Tasquería (Madrid) se alzaba este año con el Premio Cocinero Revelación 2016. Hoy se han conocido los seis profesionales, nominados por la organización, cuyos méritos serán evaluados por un jurado de especialistas y críticos gastronómicos de toda España, y se desvelará el próximo 25 de enero en el auditorio del Congreso asisa madridfusión 2017, el próximo Cocinero Revelación 2017.

El ganador, tras votación individual y secreta se sumará a la lista de los que ya ostentan este galardón entre los que figuran, Carmelo Bosque, David Yárnoz, Iñigo Lavado, Ricard Camarena, Vicente Patiño, David Muñoz, Rodrigo de la Calle, Jaime Tejedor, Óscar Calleja, Jesús Segura, Iago Castrillón, Daniel Ochoa y Luis Moreno, Diego Gallegos y Javier Estévez.

Daniel López

Restaurante: Camiño do Inglés. Ferrol (La Coruña)

Elabora una cocina de mercado, viajera y con raíces pero siempre original.
Los platos de López transmiten al comensal su pasión por la cocina, disciplina a la que llegó por casualidad. Formado con grandes cocineros como Marcelo Tejedor, traslada a sus platos, de una forma sencilla, directa, nada alambicada, los recuerdos, los viajes, el entorno… Platos eclécticos con un denominador común, el producto de cercanía que cada mañana encuentra en la plaza. Guiños a Oriente o a Latinoamérica que se superponen a la tradición gallega en elegantes armonías que nacen del contraste. Una propuesta en permanente evolución.

José Miguel Bonet

Restaurante: Es Ventall. Ibiza. (Islas Baleares)

Se formó con los hermanos Roca y Pepe Solla, y ha trabajado junto a Dani Ochoa y Luis Moreno (Montia) en Llantén. Con ayuda de su hermana Mari Lina está transformando el restaurante familiar que ha dado un giro radical hacia la contemporaneidad. Apuesta por los platos sobrios, nítidos, técnicos pero no rebuscados, que beben de la tradición culinaria de la isla, elaborados con productos Ibicencos. En su carta, pescados autóctonos y recetas antiguas que Bonet proyecta hacia la modernidad. Propuestas ligeras y vistosas, con algunas concesiones a la globalización. Alta cocina que elabora con un fogón de carbón, un pequeño gran tesoro en Ibiza.

Jesús Moral

Restaurante: Taberna de Miguel. Bailén (Jaén)

Aprendió junto a su madre, primero, y con Nacho Manzano y Pedro Sánchez después tras haber pasado por la escuela de hostelería La Laguna (Jaén). Con solo 21 años, este “niño prodigio” de los fogones es capaz de componer platos de enorme coherencia y sensibilidad. Con un desparpajo impropio de su edad y un sentido estético avanzado, entremezcla conceptos de la alta cocina clásica con recetas populares jienenses. No inventa nada pero adapta todo lo que ha aprendido a su propia manera de cocinar con resultados espléndidos. Cocina, ligera, limpia, sabrosa… que sorprende.

Toni romero y Quim Coll

Restaurante: 4amb5 Mujades (Barcelona)

Forman un tándem compenetrado. Toni ha demostrado lo que es capaz de hacer en Suculent y Taberna del Suculent. Quim está dispuesto a sacar lo mejor de las verduras. Su apuesta es novedosa, aunque ni única, ni original: una forma de entender la cocina verde alejada del veganismo. Tratan de invertir los papeles: la proteína se trata como si fuera guarnición, en ningún caso se mastica, sino que aparece en forma de jugos o salsas y el vegetal se convierte en el ingrediente principal. Platos ligeros, pero sabrosísimos con ese regusto de cocina clásica, en la que los fondos y salsas están elaborados como mandan los cánones. Propuestas que se agrupan en torno a cuatro familias, raíces, hojas, flores y frutos, con las setas en apartado independiente.

Gregory Rome

Restaurante: Brel. El Campello (Alicante)

Cocina de alma contemporánea, atrevida y bien vestida, con la que Rome trata de demostrar que es capaz de transformar la pizzería familiar en un restaurante de alta cocina. Pizza y pasta versus menú degustación, un reto del que sale airoso gracias a su dominio de las técnicas modernas y el empleo de un producto local bien elegido y tratado con buen criterio. Sabores mediterráneos que se fusionan con otras influencias, calculadas con acierto. Combinaciones a veces arriesgadas, en ocasiones barrocas y preciosistas pero siempre sabrosas, que dan lugar a platos bien compuestos.

Pello Noriega

Restaurante: Castro El Gaiteru. Llanes (Asturias)

Noriega, discípulo de José Antonio Campoviejo (El Corral del Indianu), posee un instinto natural para jugar con las brasas y dar un punto acertado a las carnes y los pescados a la parrilla. Con un instrumental muy limitado (su parrilla es casi de juguete si se compara con las grandes rejillas de los parrilleros afamados) consigue resultados notables. Producto de cercanía que se presenta al comensal casi en estado puro, levemente realzado por algún aderezo, siempre sutil y adecuado. La oferta se completa con platos de cuchara suculentos, y raciones de especialidades populares muy logradas como la ensaladilla o las croquetas, en las que Noriega demuestra que además de gran parrillero es un gran cocinero con mucha sensibilidad.

Síguenos en TwitterFacebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies