Con la colaboración de:

Los orígenes del menú del día

Mienten si alguna vez no han disfrutado de un apetitoso menú del día o menú de la casa o lo que se llamó menú turístico allá por el 1965 cuando el Ministro de Turismo pretendía generalizar la costumbre que tenían muchos establecimientos de ofrecer un servicio especial al cliente, adaptado al mercado económico.

Otros lo llaman menú ejecutivo, dandolé más presencia a lo que suele ser un primero, un segundo y un postre. Proveniente del latín minutus (pequeño), el menú se remonta a la Edad Media. En 1571, en el consejo de Condes, los comensales podían seleccionar sus platos de una lista un tanto amplia, ahora llamada carta o menú. Aunque la forma de redactar los platos de hoy, incluso con los vinos de posible maridaje, fue idea del duque Enrique de Brouswicky sobre 1849. En el siglo XVIII, el restaurante Palais Royal de París colgaba pergaminos escritos a mano con la oferta del día para el conocimiento de sus clientes. El pintor y cartelista Tolouse Lautrec pintó varios menús a cambio de una buena pitanza.

Actualmente, el formato de menú es objeto de gran consumo por miles de ciudadanos en cafeterías, bares o restaurantes. Lo claro es que constan de elaboraciones tradicionales, productos de temporada, incluso muchos hosteleros prueban los platos para ver su aceptación para luego incorporarlos en sus cartas.

El novelista galo Alejandro Dumas aportó la frase más idónea sobre lo que debe ser el menú al señalar que “el menú es una partitura orquestal, en la que todas las notas coinciden en la armonía del conjunto”.

Definitivamente, un documento ofrecido en los restaurantes en el que se muestra a los clientes una secuencia o lista de posibles opciones disponibles para un buen yantar.

Síguenos en Twitter, Facebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    Ceviche de mero con mango, cebolla morada y cilantro | The Gourmet Journal: Periódico de Gastronomía
    Jun 28, 2017 Reply

    […] Ver: Los orígenes del menú del día […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies