Con la colaboración de:

Los vinos blancos de Japón

Descubre la uva Koshu y su bello aspecto nipón

Con hermosas bayas de color rosa oscuro y tonos ligeramente más pálidos que las flores de cerezo, la variedad de uva Koshu es la reina del vino en Japón.

El país nipón trabaja con una gran variedad de uvas, desde la uva roja híbrida Muscat Bailey A, ampliamente plantada, hasta variedades internacionales como Merlot, Pinot Noir, Cabernet y Chardonnay. En los últimos años, la uva Koshu se ha convertido en el objetivo principal para productores de vino japonés, que buscan destacarse en el mercado nacional e internacional.

Koshu es una uva híbrida, que se originó naturalmente por un cruce de la Vitis vinifera europea y una especie de Vitis asiática, aunque la variedad Koshu contiene genéticamente más del 70% de las primeras. Debido a las condiciones húmedas de Japón, las pieles de la uva Koshu son naturalmente gruesas.

En el año 2013, la variedad fue reconocida por la Organización Internacional del Vino (OIV), lo que impulsó a los productores de vino japoneses a utilizar esta uva como emblema nacional.

Durante 2018, para garantizar la calidad del vino Japonés, se promulgaron regulaciones gubernamentales para restringir el etiquetado del vino a las cosechas hechas completamente en el país, es decir desde la vid hasta el barril. Además, el volumen de las exportaciones pasó de 45.000 litros a 58.000 litros, casi un 30 por ciento más entre 2015 y 2017, según la Agencia Tributaria Nacional de Japón.

Los viticultores ambiciosos anticipan más demanda durante los Juegos Olímpicos del próximo verano 2020.

Mercian, la bodega más grande de Japón, ubicada en Yamanashi a la sombra del monte Fuji, apuesta por el uso del Koshu, ya que la uva es ideal para el clima húmedo y lluvioso del país, al ser resistente a la podredumbre generada por humedad. De hecho, se tiene registro de ser la primer bodega en utilizar esta uva para producir vino.

Los viñedos de Koshu son únicos. También en Yamanashi, se encuentra Chateau Lumiere, que afirma ser la bodega familiar más antigua de Japón (establecida en 1885). Cuenta con enredaderas de esta uva que parecen pequeños árboles. Además, tienen pérgolas que guían a la vid, levantándola a unos dos metros del suelo. Esta antigua bodega ha creado unos sombreros de papel que atan sobre los racimos colgantes, como si fueran paraguas en miniatura, que protegen las uvas de la lluvia.

Las grandes compañías de bebidas como Kirin, Suntory y Sapporo tienen sus bodegas en Yamanashi. Esta región está ubicada a 90 minutos en tren de Tokio, alberga 81 de las 300 bodegas del país y tiene una historia milenaria de cultivo de uvas. Casi todas las plantaciones de Koshu se encuentran en esta zona.

Cabe destacar que los vinos de esta variedad son brillantes a la vista, con aromas florales y cítricos, cuentan con un delicado retrogusto mineral y sus niveles de alcohol son naturalmente bajos, ya que van desde un 11 a un 12 por ciento.

Claramente japonés es el aspecto de la Koshu, que durante la mayor parte de su historia fue una uva de mesa para comer. Solo en los últimos 100 años con la ayuda de los conocimientos y el trato adecuado, se ha convertido en una uva para un vino que ha encontrado al socio perfecto en los platos sutiles y fuertes característicos de la gastronomía japonesa.

No dejes de leer todo sobre la CLARA DE HUEVO HIDROLIZADA, LA REVOLUCIÓN GASTRONÓMICA.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Azucena Gil
Su formación comienza en Superior de Gastronomía Universidad, Ciudad de México. Ahí mismo emprende su vida laboral colaborando durante tres años dentro del equipo de Relaciones Públicas y como Coordinadora del área de Vinculación Institucional donde destaca por la organización de capacitaciones para restaurantes, haciendas y diversas empresas públicas y privadas, como la Cámara de Diputados. Durante este periodo realiza el Diplomado en Vinos para la formación del Sommelier. Posteriormente, en una importadora de vinos, dentro de la Ciudad de México, se desempeña como representante de venta de vinos españoles y argentinos donde se dedica a capacitar y formar a personas encargadas de brindar el servicio del vino en HORECA. Actualmente se encuentra realizando un Master en Cultura y Comunicación del vino en la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Italia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies