El turismo culinario y las redes sociales: cuando la comida influye en la elección de tu destino

Compartir


El turismo culinario aumenta cada año motivado por las cocinas locales de cada zona

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y, en especial, a las redes sociales, las actividades que todos llevamos a cabo pueden convertirse en una mini-peli de nuestras vidas. Nosotros seremos los directores, las fotos que publiquemos serán los fotogramas de la película y nuestras frases y comentarios serán las voces narrativas que relaten nuestra historia.

Esto es lo que pasa más a menudo cuando estamos de vacaciones, ya que a través de las redes sociales podemos hacer partícipes de nuestro viaje a nuestros seres queridos: les enseñamos en directo algunos instantes de nuestros días de relax, nuestros momentos de diversión, y sobre todo con ellos compartimos a distancia nuestras experiencias culinarias.

Esto porqué cada vez más usuarios opinan que la comida es una parte esencial de su experiencia viajera, especialmente para quienes se encuentran al extranjero: al igual que otras formas artísticas, la cocina refleja la cultura local y por eso hay que dedicarle una atención particular.

Es por eso que utilizando las redes sociales los viajeros suelen relatar en detalle todas las etapas culinarias de sus viajes. De hecho, hoy la gastronomía se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los viajeros.

Elegir el destino a partir de la comida típica local

Mercados como el de La Boquería, en Barcelona, se han convertido en un reclamo para el turismo
Mercados como el de La Boquería, en Barcelona, se han convertido en un reclamo para el turismo

El creciente interés de los jóvenes millenials por las rutas enogastronómicas han crecido considerablemente en los últimos años y ha hecho que muchos destinos turísticos se hayan adaptado ofreciendo a los turistas comidas tradicionales locales, con el intento de atraer a los turistas y aumentar las visitas.

En este contexto, las conocidas rutas del vino en Italia o las rutas culinarias en España son apuestas seguras: hablamos por ejemplo de la «Ruta del Vino y La Tapa» de Yecla, una ciudad en la región de Murcia donde además de las sabrosas tapas se puede disfrutar de unos excelentes vinos con Denominación de Origen Yecla.

Cómo hemos dicho antes, muchos viajeros relatan sus viajes culinarios en sus redes sociales y consecuentemente otros usuarios descubren los destinos enogastronómicos en línea, a través de los «cuentos» de sus contactos.

Por lo tanto, la red se revela muy útil desde varias perspectivas: por parte de las empresas turísticas para darse a conocer y por parte de los viajeros para encontrar las informaciones y reservar las etapas de sus viajes.

De hecho especialmente los turistas más jóvenes, hoy en día, suelen buscar este tipo de actividades gastronómicas en línea, en webs de búsqueda y reserva de actividades turísticas como Musement.com que permite conocer y reservar cualquier tipo de actividad en muchas ciudades del mundo, eligiendo entre visitas culturales en museos, experiencias gastronómicas, como por ejemplo las degustaciones que se pueden realizar en ciudades cómo Roma, e incluso actividades deportivas cómo los paseos a caballo.

Cuál es el perfil del turista culinario

El cliente busca vivir una experiencia completa cuando visita un restaurante
El cliente busca vivir una experiencia completa cuando visita un restaurante

El turista culinario corresponde a alguien que busca la buena mesa y los buenos vinos, pero no es solo eso, hoy en día se puede observar que detrás de un gourmet hay alguien que también está abierto a visitar un museo o a concurrir a espectáculos de jazz, de teatro u ópera. Responde a una sensibilidad que no tiene límite de edad, de sexo o de grupo étnico.

Además, es cierto que los amantes de la gastronomía suelen tener una naturaleza aventurera. De hecho, cada vez más gente, de distintos países, culturas y edades, se está interesando por los temas gastronómicos: hay muchos viajeros que saben que probar lo que comen y beben las gentes de un país es una de las mejores maneras que tenemos de experimentar los aspectos más profundos de la cultura del lugar.

Ya sea en un restaurante o tomando una copa de vino de la zona, esto también es turismo gastronómico.

Sin embargo, no todos los turistas gastronómicos se comportan de la misma manera: los hay que planean su viaje en función de la comida, otros que participan de una experiencia culinaria sin que sea su principal motivación del viaje y hay quienes improvisan sobre la marcha.

Síguenos en TwitterFacebook o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies