Llegan las granjas flotantes

Compartir


Una empresa holandesa instala la primera plataforma sostenible dedicada a la actividad lechera

El mar empieza a reducir las zonas aptas para la ganadería. Para dar solución a este problema, la empresa holandesa The Floating Farm ha llevado a cabo un proyecto por el que la ganadería toma el mar en una especie de isla flotante destinada a la actividad lechera. Se encuentra en Rotterdam, a orillas del río Nieuwe Maas, y ha costado 2,9 millones de dólares. De este modo, las grandes ciudades del mundo puedan recibir productos frescos, lácteos en este caso, en el mismo momento y promoviendo un ciclo sostenible.

En este proyecto todo es sostenible. Los pastos llegan de un campo de fútbol cercano, de las cáscaras de patatas de una empresa de patatas fritas o de los restos de cereales de un molino local. Además, se entregan con coches eléctricos cerrando el círculo de un proceso renovable.

Estas vacas, que son de una raza holandesa llamada Meuse Rhne Issel, son ordeñadas por robots y producen una media de 25 litros al día. Estas máquinas se unen a otras para que se mantenga en perfecto estado la granja flotante de vacas.

Actualmente, la leche se comercializa bajo el nombre de Floating Farm Melk. Además, proponen visitas a la granja por el precio de 3 euros, niños, y 4,50 euros para los adultos.

Esta idea surgió después de que los fundadores observaran que tras el huracán que golpeó la ciudad de Nueva York en 2016, se hacía complicado transportar alimentos frescos de las granjas, siempre a las afueras de las grandes capitales, al centro de la ciudad. Por ello, se pusieron manos a la obra con el objetivo de reducir el tiempo y la energía que se requiere para llegar a las grandes urbes.

Esta plataforma flotante, actualmente ubicada en un río, puede ser emplazada en mares, lagos, puertos u océanos. Y si esta zona sufre un temporal o tormenta, permite su traslado rápidamente gracias a su autonomía.

La población sigue creciendo pero las zonas aptas para el sector agroalimentario se reducen por eso esta empresa apuesta por este tipo de invento que revolucionará el sector, ya que las granjas agrícolas seguirán haciendo su trabajo. En California, por ejemplo, las granjas destinadas a la producción láctea representa el 88 por ciento del consumo.

La empresa holandesa ya esta investigando para crear granjas flotantes para pollos y granjas verticales para plantas alimenticias. Mientras tanto, Singapur y las ciudades chinas de Shanghai y Nanjing ya están explorando la idea de las granjas flotante para animales.

No dejes de leer las TENDENCIAS GASTRONÓMICAS PARA 2020.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Foto: The Floating Farm

Join the Conversation

  1. Carlos Restivo says:

    Muy interesante el análisis del Sr Balanzino , y de calidad informativa. Felicitaciones a la editorial .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies