Con la colaboración de:

Pasado, presente y futuro del vino de Málaga

Los vinos de la provincia de Málaga han gozado históricamente de un enorme potencial.

La Casa de Guardia es la bodega más antigua de Málaga, data de 1840
La Casa de Guardia, un emblema de Málaga desde 1840

Su origen se remonta a la civilización griega, cuando se establecieron en esta tierra  por sus buenas conexiones a través del Mar Mediterráneo y unas óptimas condiciones orográficas y climatológicas para el cultivo de la uva.

Su presencia en la historia es constante, aunque no es hasta año 1933, cuando los caldos malagueños obtienen personalidad propia con la creación del Consejo Regulador de los Vinos de Málaga, convirtiéndose en la denominación de origen más antigua de España. Otro hito clave no tendrá lugar hasta el año 2001, cuando se reconoce a “Sierras de Málaga” por ser productora de vinos tranquilos. Actualmente sus más de 1.000 hectáreas de viñedos aptos para vino generan un total de 31 millones de euros.

Viñedos en Málaga
Las uvas se recolectan en mulas debido a sus extremadas pendientes

Málaga traslada su diversidad climática al mundo de los vinos y así podemos encontrarnos con una más que interesante amalgama de posibilidades vitivinícolas: Axarquía, Montes de Málaga, Zona norte, Costa Occidental y Serranía de Ronda.

El buque insignia de los caldos malagueños es el vino Málaga. Afamado internacionalmente, se obtiene de un vino base, o también llamado vino tierno, maestro, arrope, color o borracho que dan como resultado un extraordinario vino para aperitivos y foie gras.

El conjunto puede estar envejecido siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras, y según su envejecimiento en barricas de roble puede ir desde los 6 meses, Málaga, o hasta 5 años consiguiendo la joya de la corona, el Málaga Trasañejo. Y sin son jóvenes, es decir sin crianza, se denominan pálidos.

Durante su prensado...
Durante su prensado…

Para los más golosos, Málaga cuenta con vinos dulces y secos. Pero hay más, si el azúcar y el alcohol proviene de la propia uva se llaman vinos naturalmente dulces. Si leen en las etiquetas: lágrima, pajarete, dorado, rojo dorado, brown, dunkel, cream, pale dry, palecream o sweet, no se alarmen, estos vinos también están en la D.O.

Uvas dominantes

La blanca más aromática, la moscatel, es la que predomina debido a sus toques de naranja, cítricos, melocotón, fruta tropical, florales incluso de jengibre, la raíz asiática.

La P.X toma su nombre de un mercenario alemán del tercio de Flandes, Peter Siemens, que trajo unas cepas, con las cuales elaboraban el vino alemán. En cualquier caso, sus caldos son ideales para someterlos a envejecimiento dando fruto a vinos dulces de escala mundial.

Los espumosos se elaboran con la uva moscatel
Los espumosos se elaboran con la uva moscatel

Sin embargo, la gran desconocida pero auténticamente “malagueña” es la uva romé. Su cultivo se da principalmente en la comarca de la Axarquía, aunque existen experiencias de éxito en la Serranía de Ronda. Los racimos son medianos y poco compactos, con pequeñas uvas redondas de color granate. Los vinos suelen tener buena graduación alcohólica, pero a veces les falta acidez. Suelen ser intensos en color, con notas vegetales y frutas rojas en nariz, y cremosos si han pasado por barrica.

La nueva era de los moscatel

Los hábitos de los consumidores se renuevan y los vinos también. Así, la tendencia actual muestra unos moscateles que se visten de fiesta y de burbujas dando como resultados vinos espumosos aptos para toda la comida con matices elegantes y diferentes.

El futuro de los vinos malagueños es más que halagüeño. Se trata de un sector con siglos de tradición, con bodegas pequeñas que producen vinos de gran calidad, capaces de competir con los mejores a nivel mundial. La innovación es un elemento esencial en este campo para lograr una diferenciación y en ese camino, los caldos de nuestra provincia avanzan con paso firme y ganador.

“Mejor artículo sobre “La identidad del Vino en Málaga” por el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga escrito por Manu Balanzino.
Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies