Con la colaboración de:

Una nueva era para el delivery

Es el momento de apostar por envases sostenibles y reciclables

Ahora que disfruto sentada al borde de la ventana viendo a los pocos que pasan, que miro la luz que entra con fuerza al lado de mis dos plantas, una palmera y una hiedra llamada también ‘planta del dinero’ que, según mi madre, me va a dar esa seguridad soñada por cualquier emprendedor que en este justo momento tanto añoramos. Ahora que hay más tiempo para mirar a tu alrededor, se siente la incertidumbre sobre todas las cosas.

Pero también encuentro un espacio para imaginar con optimismo que después del Covid-19 vendrá un tiempo de cambio de valores apreciando más que antes lo cercano, lo local, lo familiar…

Esta crisis está afectando profundamente a nuestro sector, que una vez más tendrá que trabajar duro para crear ideas y nuevas soluciones para adaptarse a esta nueva era.

Nuevas oportunidades están surgiendo, más flexibles e idóneas a este largo aislamiento, así como otras medidas de distanciamiento social forzoso, como es el servicio de la comida a domicilio. El delivery será un mercado de gran crecimiento en los próximos meses y, con seguridad, años, acercando todo tipo de restaurantes a nuestros hogares y empresas, asentando un profundo cambio en las costumbres de los consumidores.

DeliveryNuevas infraestructuras “dark kitchen”, nueva gestión de stocks y ratio de alimentos, optimización del servicio de entrega de pedidos, inversiones en publicidad y marketing y el uso adecuado de envases y contenedores desechables, etc. Todo un mundo de nuevas exigencias que estarán muy bien estudiadas para obtener rentabilidad, pero sin olvidar que tendremos que ofrecer una experiencia al usuario, reflejo de los nuevos valores que nuestra sociedad exige; más sostenible, más natural, más ético y responsable.

¿Realmente seremos capaces de exigir un delivery responsable y sostenible o seguiremos recibiendo una comida take away en un recipiente y bolsa de plástico que no reciclamos?

Tal vez ahora sea el momento para que las grandes cadenas de comida rápida que llevan años en el mercado del delivery y que representan el gran volumen de consumo de envases que encontramos en nuestras basuras apuesten por productos sostenibles y compostables, que esa responsabilidad social que tanto comunican sea una realidad hasta en los envases que eligen para entregar sus comidas en nuestras casas.

Delivery
Eko boles de Cookplay sostenibles y biodegradable

Más atrevido sería imaginar a nuestros pequeños restaurantes locales de menú del día, de comida casera de toda la vida, llevando a las empresas más cercanas sus platos típicos en envases de materiales biodegradables apostando por la autenticidad de su propuesta “slow”.

Y no podemos olvidar el “delivery experiencial” para los restaurantes de nivel medio alto con envases de diseño y 100% biodegradables a la altura de su comida. Qué mejor que nuestros líderes gastronómicos que tanta innovación han aportado durante estos últimos años para que sean los motores y los impulsores de un delivery sostenible, ético y respetuoso con nuestro planeta.

Sin duda alguna, para esta tipología de restaurantes, la apuesta por el take away de servicio a domicilio o de recogida en restaurante se dibuja como una formula de oferta gastronómica pionera y que, de alguna forma, conlleva una cierta responsabilidad de cara a las generaciones futuras

Eko boles de Cookplay sostenibles y biodegradable
Eko boles de Cookplay sostenibles y biodegradable

El otro día, echando un vistazo a la cuenta de Instagram de Greta Thumberg, leí un critica muy irónica donde un tipo aseguraba que había hecho más el Covid-19 por parar el calentamiento climático que ella.

Quedándonos con el mensaje de fondo, es un hecho que este parón mundial le ha dado un respiro a la naturaleza, que ha podido coger oxigeno devolviéndonos unos cielos y mares más azules y con más vida. Pero un temor subyace detrás de esta gran noticia: ¿Seremos capaces de aprovechar esta oportunidad para cambiar nuestros antiguos hábitos de vida?

El New York Times ya ha informado bajo el titular “Food delivery Apps are drowning China in Plastic” que el crecimiento astronómico del food delivery en China esta inundando el país de toneladas de plástico de sus recipientes, utensilios y bolsas. La gran mayoría del plástico no se recicla, se entierra o se quema con el resto de basura o va directamente a ríos y océanos, tardando cientos de años en desaparecer.

Delivery
Delivery. Foto: New York Times.

Pero mucho más preocupante es que la pandemia Covid-19 ha impulsado un movimiento para reconsiderar las leyes prohibitivas respecto al plástico de un solo uso y este 8 de abril, la EuPC (Confederación Europea de Transformación del Plástico) ha pedido a la Comisión Europea el aplazamiento de la directiva sobre plásticos de un solo uso que debería entrar en vigor en 2021, siguiendo los pasos de EEUU.

Aunque la sostenibilidad sea una responsabilidad global, solo será efectiva actuando de una forma local, más bien diría personal, porque tan solo cambiando nuestros hábitos de consumo seremos capaces de poner en marcha ese cambio necesario que reclama nuestro planeta para un futuro más sostenible.

Deseando que volvamos muy pronto a reencontrarnos.

Ver: 10 MEDIDAS QUE DEBERÁ APLICAR EL HOSTELERO FRENTE AL COVID-19

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Ana Roquero
Ana Roquero es una diseñadora industrial formada en Londres en la Kingston University con Matrícula de Honor, Licenciada en Bellas Artes y asesora homologada en artesanía por el Gobierno Alemán. Su experiencia profesional para empresas como Roca, Indra, Fagor, BH y Arcos Cuchillos, entre otras, le aportaron la experiencia necesaria para crear en 2014 su propia firma de menaje para la mesa, Cookplay. Sus colecciones pretenden dar forma a los nuevos conceptos culinarios redefiniendo la mesa con innovación y diseño mirando al usuario y a la nueva y global "food culture”. Sus piezas se pueden encontrar los espacios gastronómicos más innovadores del mundo (The Península Hong Kong, Hotel W Dubai, Azurmendi, Celler de Can Roca, Arzak, Miami Art Basel) y en las tiendas más prestigiosas y trendy del planeta (La Fayette Paris, La Rinascente Italia, Club 21 Singapore o La Perla Home Rusia).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies