Con la colaboración de:

Huevos Benedict

El plato estrella de los grandes desayunos

Los huevos benedict o huevos benedictinos son un clásico en las cartas de desayunos de los mejores hoteles del mundo. Esta receta consiste en un pan tostado, una loncha de bacon o panceta y huevos escalfados, napado con una cremosa salsa holandesa.

Su origen, como en casi todas las elaboraciones, es algo incierto. Una de las versiones más consolidadas es que la receta data de 1942, cuando el retirado broker de Wall Street, Lemuel Benedict, solicitó al mâitre del hotel Waldorf, Oscar Tschirky, unos huevos con el fin de poder saciar la resaca del día anterior. Tan exquisito fue el resultado que, finalmente, el afamado hotel lo incluyó en el menú de desayuno.

La salsa holandesa también goza de gran fama, ya que es una de las salsas más populares en el recetario internacional junto con la bearnesa, bechamel, mayonesa o española, entre otras.

La holandesa consiste en una emulsión de mantequilla, zumo de limón y yema de huevo. Aunque su nombre haga referencia a los Países Bajos, su origen es francés, como la mayoría de las salsas.

Date un capricho a la hora del desayuno y prepara este clásico para afrontar el día con muy buen pie.

Huevos Benedict
Huevos Benedict

Ingredientes para 2 personas

  • 2 panecillos
  • 5 g de mantequilla
  • 2 lonchas de panceta
  • 1 litro de agua
  • 15 ml de vinagre
  • 2 huevos
  • 1 aguacate

Para la salsa holandesa

  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 60 g de mantequilla
  • Sal y pimienta negra molida
  • 1/2 cucharada de zumo de limón

Elaboración

Para la salsa holandesa

  1. Calentar el agua en un cacito y, sobre él, colocar un recipiente amplio y hondo.
  2. Introducir la mantequilla y fundir al baño maría sin tocar. Según toma temperatura, se forma espuma en la superficie y en la base queda una capa residual.
  3. Limpiar la mantequilla fuera del fuego. Retirar la espuma con una cuchara y separar (reservar) la parte limpia de la mantequilla de los residuos de la base (desechar).
  4. Introducir el huevo, la sal, la pimienta negra molida y el zumo de limón en el vaso de una batidora de mano. Colocar el brazo de la batidora en su interior y poner en funcionamiento, sin mover de la base.
  5. Añadir la mantequilla clarificada y templada, dejando caer poco a poco y sin parar de batir.
  6. Mover el brazo de la batidora solo cuando la mantequilla emulsione para evitar que se corte.
  7. Mantener la salsa holandesa templada en un bol al baño maría.

Para los huevos y terminación

  1. Untar los panecillos con una fina capa de mantequilla y tostar en una parrilla por las dos caras. Reservar.
  2. Freír las lonchas de panceta hasta que estén doradas. Retirar y reservar.
  3. Calentar el agua con el vinagre en una cacerola. Apagar el fuego cuando empiece a hervir y añadir con mucho cuidado los huevos (sin cáscara).
  4. Tapar la cacerola y contar tres minutos.
  5. Retirar con una espumadera y enfriar en un recipiente con agua fría. Aprovechar para quitar las babas de clara que se hayan podido formar.
  6. Cortar el aguacate longitudinalmente, pelar una de las mitades y laminar.
  7. A la hora de montar el plato, colocar el pan en la base, cubrir con láminas de aguacate, la panceta y el huevo.
  8. Napar con la salsa holandesa y espolvorear con un poco de perejil fresco picado y pimienta negra.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

A nosotros nos gusta ofrecer a nuestros amigos todas o casi todas las novedades tanto de vinos como de bebidas que aparecen en el mercado y que demuestran una excelente combinación entre Agua-Vino-Plato, trilogía no siempre fácil porque muchas veces combinamos tintos con pescados y blancos con carnes. Nosotros nos regimos por el fascinante mundo de las fragancias y de los sabores, en perfecta combinación con la trilogía citada.

S.Pellegrino y Jean León Xarel-lo
S.Pellegrino y Jean León Xarel-lo

Para muestra, la excelente combinación de estos huevos acompañados con nada o casi nada. Imagíneselos solo con un agua, S.Pellegrino, porque su intensidad y efervescente cremosidad ya cumplen para contrarrestar esta excelente receta de huevos.

Pero no sería del todo perfecta. Para conseguir la perfección, sumamos un vino novedad en el mercado que me parece excelente. Sí, un vino blanco Jean León Xarel-lo, cuerpo, fruta, acidez, equilibrio y personalidad, sinergias perfectas entre agua y vino que crearán un cojín impecable para equilibrar la untuosidad de este plato donde sabores muy marcados por la panceta, la salsa y los huevos necesitan de acidez, frescura y un punto de burbujas que facilitan la digestión.

Llegamos al final del plato y nos encontramos ágiles y perfectos gracias a una insuperable combinación.

Trucos

  • La salsa holandesa es muy delicada y hacerla con batidora de brazo ofrece mejores resultados. Es fundamental que la batidora esté inmóvil hasta añadir toda la mantequilla. Solo después se puede levantar para integrar bien la salsa.
  • Es una salsa para hacer en el momento (o casi). No admite recalentado. Para mantener la salsa caliente hay que usar un baño maría.
  • Los huevos escalfados quedan mejor si son frescos, pues la clara no se desparrama. En caso de no conseguirlos, se pueden recortar antes de emplatar.
  • También se pueden hacer los huevos envueltos en papel film. Quedan más recogidos.

Y no te pierdas el Baumkuchen o Pastel de Árbol, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    wilfredo
    Jun 11, 2020 Reply

    exelecte muy buena no hay palabra felicidades

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies