Con la colaboración de:

Quiche de Puerro y Beicon

Una reinterpretación de la tradicional receta francesa

Seguramente habrás probado en más de una ocasión un trozo de quiche Lorraine. Originaria de la región de Lorena, al noroeste de Francia, esta tarta salada ha conquistado los paladares de todo el mundo. Quizá sea una de las recetas más versátiles, debido a que puedes modificar los ingredientes y el resultado seguirá siendo delicioso.

Su preparación consiste en una mezcla de huevos y nata junto con diferentes ingredientes al gusto. Una vez bien mezclados, el resultado se dispone sobre una base de masa quebrada y se termina al horno. La tarta más popular es, posiblemente, la de beicon y queso.

Cuando vayas a elaborar una quiche, deja volar la imaginación. Si quieres darle un toque mediterráneo añádele tomates cherry, cebolla morada y pimiento rojo. Si quieres viajar hasta Grecia, entre sus ingredientes no pueden faltar las aceitunas negras y el queso feta. O si deseas hacerla más veggie, la quiche de acelgas y la de espinacas están buenísimas. No olvides añadirle pasas y piñones, quedará irresistible.

Nosotros hemos querido reinterpretar la receta tradicional para que resultado sea aún más rico. Para la base de esta quiche hemos añadido a la masa diferentes hierbas aromáticas y a la mezcla, una cucharadita de mostaza de Dijon. Este toque realzará todos los sabores de esta receta francesa.

Quiche de Puerros y Bacon
Quiche de Puerros y Bacon

Ingredientes para 4 personas

Para la masa quebrada

  • 250 g de harina de repostería
  • 125 g de mantequilla fría
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 1 cucharada sopera de romero picado
  • 1 cucharada sopera de hojas de tomillo
  • 1 cucharada sopera de perejil fresco picado
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Para el relleno

  • 1 puerro
  • 15 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 3 huevos
  • 150 ml de nata líquida
  • 100 g de queso rallado
  • 4-5 lonchas de beicon
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración paso a paso

Para la masa quebrada

  1. Con la ayuda de un robot de cocina, mezclar la harina con la sal y la pimienta. Cortar la mantequilla fría en trozos pequeños e incorporar poco a poco.
  2. Añadir el huevo, el agua fría y las hierbas y seguir amasando hasta que la masa se quede homogénea y se haya despegado del recipiente. También se puede elaborar a mano.
  3. Cubrir la masa con film y guardar en la nevera un mínimo de dos horas.
  4. Pasado el tiempo, enharinar la mesa de trabajo y estirar la masa en una lámina fina con ayuda de un rodillo.
  5. Cubrir con ella la base y laterales de un molde para quiche de 24 cm y retirar el sobrante.
  6. Colocar una lámina de papel vegetal encima y, sobre esta, unas legumbres viejas o similar.
  7. Cocer en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 20 minutos.
  8. Retirar las legumbres y el papel vegetal y devolver al horno para cocer cinco minutos más.
  9. Transcurrido este tiempo retirar del horno y reservar hasta el momento de rellenar y hornear de nuevo.

Para el relleno y terminación

  1. Lavar el puerro a conciencia y cortar por la mitad, a lo largo. Reservar las tiras del centro para decorar la superficie y cortar el resto en finas tiras, transversalmente.
  2. Calentar el aceite en una sartén, añadir el puerro y pochar a fuego suave hasta que esté tierno. Dejar atemperar.
  3. Batir los huevos con la nata líquida y añadir el queso rallado y el puerro pochado frío (o atemperado). Salpimentar con cautela, porque el queso es muy sabroso.
  4. Untar la base de la quiche con la mostaza y verter la mezcla anterior en su interior.
  5. Colocar las tiras de puerro reservadas en la superficie, así como las lonchas de beicon.
  6. Introducir en el horno, precalentado a 180 ºC, y cocer durante 20 minutos.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

En una receta donde vemos que intervienen productos grasos y untuosos como huevos, nata, queso y bacon, aunque tenga el punto vegetal de los puerros, hemos de intentar siempre equilibrar los sabores y texturas untuosas y que nos pueden marcar el paladar. Y después, la digestión.

Hemos de acompañar este plato con acidez, burbujas y tanicidad frutal. Hablamos de  S.Pellegrino y en este caso, de Celeste Roble, un agua y un vino ideales para este generoso y juvenil plato que hace las delicias de muchos adolescentes.

S.Pellegrino y Celeste Roble
S.Pellegrino y Celeste Roble

Ese punto de sal que lleva el plato y ese punto de sapidez fresca y bien entendida que lleva la S.Pellegrino, unidos a este vino de unos aromas frutales muy frescos e intensos, de medio cuerpo y alegre en boca cuyos taninos en unión de las burbujas van a disolver los componentes untuosos a la vez que aportan una acidez muy viva, consiguen que tengamos una perfecta digestión. Este es otro de los temas que iremos tratando, la digestión posterior de una comida, cuya duración y ligereza o pesadez dependerá mucho de qué o con qué bebida hemos acompañado uno u otro plato en función de sus ingredientes.

Una serie de conocimientos básicos y muy simples que siempre hemos de tener en cuenta y que iremos exponiendo en las diferentes armonías, pero siempre con placer.

Trucos

  • Para la base se pueden usar las hierbas que se tengan a mano o las que más gusten.
  • En caso de sobrar algo de relleno, prepara con él unos flanes salados.
  • Si sobra algo de masa, se pueden elaborar unas galletas saladas.

No te pierdas la Moussaka de Corderoreceta paso a paso pinchando aquí.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies