Alimentos ricos en Vitamina D

Compartir


Vinculada a la salud de nuestros huesos, se obtiene a través de los pescados grasos y la exposición al sol

Las vitaminas son nutrientes que el cuerpo no puede sintetizar por sí mismo, por ello debemos ingerirlas mediante los alimentos. Lo más recomendable es mantener una dieta equilibrada para no presentar ninguna deficiencia, entre ellas, de vitamina D.

Existen vitaminas que se disuelven en agua o hidrosolubles, como la vitamina C. Por otro lado, están las vitaminas liposolubles, que se disuelven en aceite, como lo son las vitaminas A, D, E y K. Todas tienen una función específica en nuestro organismo.

La vitamina D, también llamada calciferol, se relaciona con la fijación del calcio en los huesos. Ayuda en la prevención de la osteoporosis o bien, al correcto desarrollo de los huesos y dientes. Además, se ha detectado que, cuando los niveles de vitamina D son óptimos, se protege al sistema cardiovascular. También ayuda en la prevención de la diabetes tipo 2.

Uno de los beneficios que más se ha mencionado en los últimos meses es que, mediante su ingesta, se previenen las enfermedades respiratorias. Asimismo, contribuye a una recuperación más corta, en caso de habernos contagiado de coronavirus.

El calciferol se sintetiza mientras la piel está expuesta directamente a la luz del sol. Pero debemos tener cuidado y usar protector solar para no contraer melanoma.

La deficiencia de vitamina D se manifiesta como raquitismo en los niños, provocando que sus huesos se debiliten y deformen. En los adultos provoca osteomalacia, que provoca dolor óseo y debilidad muscular. Por el contrario, su exceso produce náuseas, vómitos, falta de apetito, debilidad y pérdida de peso. En algunos casos, incluso puede ser causa de daños en los riñones.

Alimentos ricos en vitamina D

Los pescados grasos como el atún, el salmón, la caballa o el arenque son ricos en vitamina D. Además, existe aceite de hígado de pescado en lata, sobre todo de bacalao, que puedes añadir a diferentes platos. Es muy utilizado en los países nórdicos.

En menor medida se encuentran en el hígado de ternera, la yema de huevo, el queso y algunas variedades de hongos que fueron tratados con luz UV. Al ser clave en la absorción del calcio, muchas empresas dedicadas a la comercialización de lácteos han decidido adicionar vitamina D a sus productos y, del mismo modo, se añade a margarinas, productos derivados de la soja, leches de almendra o avena.

De cualquier manera, siempre debemos consultar las etiquetas de nuestros alimentos para asegurarnos de su presencia.

Ver: CINCO HARINAS SIN GLUTEN

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies