Leche fresca durante 40 días

Compartir


La tecnología soviética duplica la vida útil de la leche de vaca

Aunque el consumo de leche de vaca desciende cada año, la industria láctea ha incorporado una nueva tecnología creada en Rusia, para extender la duración de la leche fresca a 40 días de vida. Es lo que en los países latinoamericanos llaman leche de larga vida o de larga duración.

Según fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España, aproximadamente se beben 70 litros de leche por persona al año. La leche semidesnatada es la preferida por el 47% de los españoles, seguida de la desnatada (28%) y la entera (25%).

El descenso en el consumo de leche de vaca se debe al incremento de las bebidas a base de cereales u otras como la leche de camella. Esta última, según predicen, será el nuevo superalimento debido a que es rica en hierro, vitamina B y C, y baja en grasas. Eso sí, algo más salada que la leche de vaca. Lo cierto es que la población mundial de camellas supera los 12 millones de cabezas. Aquí puedes ver el artículo completo.

Por otra parte, las vacas necesitan grandes extensiones de tierra para pastar. Por ello, en Holanda han creado una isla flotante para vacas que se ubica en el Puerto de Rotterdam, Holanda, a orillas del río Nieuwe Maas, y que ha costado 2,9 millones de dólares.

En cuanto a esta tecnología iniciada en la antigua Unión Soviética y perfeccionada en la Universidad de Purdue (Indiana, Estados Unidos), alarga la vida útil de la leche fresca a 40 días, cuatro veces más que las del mercado, que no superan los 13 días.

Este método, denominado Millisecond Technology, se utiliza actualmente en la empresa láctea Tres Monjitas, situada en Puerto Rico, prolonga la vida de la leche sin alterar su sabor o valor nutricional.

Una vez ordeñada las vacas, la leche se somete a un proceso de cambio de presión súbita a una temperatura de 60 grados durante 30 minutos. Tras este proceso, la leche se pasteuriza.

Este proceso, solo implantado en Puerto Rico debido a que su creador Phillipe Frechette estaba estrechamente ligado a este país, mata bacterias como la salmonella, E. Coli o la listeria. Para ello, se aplica presión a la leche líquida, situando las bacterias en los bordes y eliminándolas de manera más eficaz. Además, estas bacterias hacen que la leche se agrie.

El objetivo es poder darle más vida al producto lácteo, mantener su sabor y poder enviarlo a más lugares gracias a su larga duración.

Y no te pierdas el TARTA STRACCIATELLA, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies