Una revolución perfecta. Por Juan Muñoz

Quim Vila y Siscu Martí forman Vila Viniteca, una sociedad basada en el trabajo, en el respeto y en la visión

[Por Juan Muñoz, sumiller] Les llamaban un poco los nuevos revolucionarios, también los atrevidos, incluso con algún calificativo un tanto despectivo, aunque sin maldad, pero quienes les conocían siempre les han llamado los nuevos visionarios, y es que desde que se inició la andadura de Vila Viniteca, el mundo el vino y del servicio ha cambiado en España y Portugal.

Esta empresa ha dejado atrás tanto a los más antiguos o tradicionales como a los más creídos o sobrados.

Todo esto se inicia cuando Quim Vila y Siscu Martí se hacen socios y, como yo siempre he dicho, forman una sociedad basada en el trabajo, en el respeto, en el cariño y también en la visión.

Para ver un poco todo esto basta con analizar, aunque sea por encima, el famoso concurso «Cata por parejas» donde el pasado domingo se concentraron más de 1.000 personas, sin menospreciar los cientos más del lunes que llegaron a catar más de 244 bodegas del mundo, desde Champagne Salon Blanc de Blancs 2012 a Bourgognes de gama alta, pasando por California y otros nuestros como Ermita, Pingus, etc.

Una especialización tanto en vinos, licores y quesos difícil de encontrar en este país, que va unido a una logística increíble que sirve a cualquier punto una caja de vino en 12 o 24 horas fuera de Barcelona (Cataluña), Comunidad de Madrid y Málaga o Marbella, donde se sirve en el mismo día y todos los días de la semana.

Para que todo esto sea factible, se ha de contar con unas instalaciones como las que hay en las bodegas de Ca l´Estruc, en Esparraguera, una bodega y un almacén de guarda y distribución increíble, donde admiras más de un millón de botellas en este tiempo. Si imaginamos la época cercana a navidades, puede ser de infarto.

Todo esto se une a la pasión de ambos y al saber hacer de Quim y, cómo no, a la generosidad que estas dos personas tienen con todo el mundo, porque nunca se sabe dónde puede estar el mejor cliente.

Así ha finalizado lo que se podría denominar como “las jornadas internacionales de Vila Viniteca”, con el concurso como la estrella principal, aunque las estrellas son los vinos y la personas que se los toman y los saben apreciar.

Ver: ERLANTZ GOROSTIZA, PASIÓN POR LA COCINA

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies