Curry Vegetariano

Compartir


Una receta saludable con un toque singular

Utilizado para condimentar guisos y estofados, el curry hace mención a una mezcla de especias. Dependiendo de cada región, esta combinación de aromas y sabores puede cambiar e incorporar desde el ají, la albahaca, la nuez moscada, diferentes tipos de pimienta, las semillas de mostaza, el cardamomo o la alcaravea, ligeramente anisada, entre otras.

Si damos un paseo por los mercados de la India y Pakistán, podemos encontrarnos numerosos puestos en los que el curry juega un papel fundamental. Su color dependerá de su picante y puede ir desde el amarillo al verde, el que más pica, pasando por el rojo.

Estas especias se pueden utilizar tanto para platos de carne como para elaboraciones vegetarianas, aportándole a las verduras un toque diferente y singular. Aunque lo curioso de los currys es que su sabor dependerá de cada mezcla.

Prueba a comprar el curry en mercados tradicionales. Cada especiero tiene su mejor receta. No olvides tampoco una buena leche de coco e incluso, cuando lo estés preparando, añade unos trozos de fruta tropical como mango, papaya o piña. Este toque dulce combina muy bien con los sabores picantes del curry.

Curry vegetariano
Curry vegetariano

Ingredientes para 4 personas

  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla morada
  • 1 cucharada de jengibre rallado
  • 2 cucharadas de pasta de curry amarillo (60g)
  • 400 ml de leche de coco (1 lata)
  • 2 zanahorias
  • 1/2 brócoli
  • 1/2 coliflor
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • Hojas de espinacas
  • Aceite de coco
  • Sal

Además

  • Yogur griego
  • Albahaca y cilantro
  • Almendras
  • Arroz Basmati
  • Pan Pita

Elaboración paso a paso

  1. Pelar y cortar la cebolla en gajos. Pelar y cortar la zanahoria en tiras. Repite la operación con el pimiento rojo y verde.
  2. Retirar el tronco central del brócoli y de la coliflor y hacer pequeños arbolitos.
  3. En una sartén, calentar el aceite de coco, añadir el ajo bien picado. Una vez que tome color, introduce el jengibre rallado y la pasta de curry. Tuesta ligeramente el curry para potenciar todo su aroma.
  4. Incorporar la leche de coco, mover bien y añadir las verduras para que se cocinen en la salsa de coco y curry.
  5. Dejar aproximadamente 15 minutos a fuego medio hasta que las verduras estén en su punto. Buscamos unas verduras crujientes y sabrosas.
  6. Apagar el fuego y servir con unas hojas de cilantro, albahaca y almendras partidas. Añadir un toque de sal si es necesario.
  7. Termina con una cucharada de yogur griego natural y unos dados de fruta. Si lo deseas, puedes acompañarlo de arroz cocido.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

Un curry vegetariano, un agua mineral natural como Acqua Panna y un vino vegano, trilogía perfecta para un día de otoño donde hasta el sol es más amable y los colores ya empezaron a cambiar a los amarillos, beiges y ocres. Esta sería una bonita estampa de un día otoñal, pero lo importante es cómo lo afrontamos y, en este caso, al igual que la corriente mayoritaria internacional, vamos a comer y beber cada día más sano y más ecológico, sin olvidar nuestra dieta, nuestras raíces y los platos de nuestras madres y abuelas.

Acqua Panna y Viña Esmeralda
Acqua Panna y Viña Esmeralda

Este curry vegetariano sorprende tanto por su colorido como por sus aromas y sabores, que combinan Oriente y Occidente. A su lado, como decía, una agua fina, delicada y a la vez sabrosa, Acqua Panna, un agua mineral natural de un equilibrio perfecto que combinará a la perfección con un vino de producción limitada y especial. Su nombre ya es conocido, Viña Esmeralda, pero en este caso es más amable, más sutil y más fragante con aromas que recuerdan una naturaleza un tanto exótica.

Una unión perfecta que va desde lo más tradicional a lo más innovador, combinando agua-vino-plato, pero de una forma diferente. En este caso, siguiendo la naturaleza y una dieta saludable, pero a la vez rica y sabrosa, dos conceptos que no están reñidos en ningún aspecto.

Pues bien, seamos felices y disfrutemos de lo que nos ofrece la tierra.

Trucos

  • Si no tienes aceite de coco puedes utilizar aceite de cacahuetes o aceite de oliva virgen extra.
  • Puedes utilizar las verduras que más te gusten pero recuerda no cocinarlas en exceso.
  • Si añades calabacín, hazlo en el proceso final para que no se cocine demasiado.

Y no te pierdas el SOUFFLÉ HELADO DE CHOCOLATE, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies