Fondue de Queso

Compartir


Un plato divertido y popular para compartir

Aunque su origen es controvertido, la fondue de queso es un plato emblemático en muchas celebraciones. Los ingredientes de esta elaboración, no puede ser de otra manera, son el queso, el vino blanco y un toque de pimienta. Algunos añaden también ajo e incluso una pizca de nuez moscada.

Uno de los países que reivindica este plato es Suiza, que incluso lo estableció como plato nacional en la década de los años 50 al incluir esta elaboración en el recetario del ejército. Fueron los soldados quienes popularizaron en sus casas esta receta. También Saboya, en Francia, y la región de Aosta, en Italia, dicen ser los creadores de esta preparación popular. Aunque todos se disputen el origen, lo cierto es que se inventó en los Alpes occidentales.

Si preparas una fondue y para seguir la tradición, es necesario un caquelón u olla, realizado de hierro fundido, acero o cerámica, para calentar la fondue. Otro instrumento importante es el hornillo que se llena de alcohol para mantener caliente el contenido. Además, debes contar con un tenedor especial, algo más largo que el habitual, para sumergirlo en el queso. Son de diferentes colores para evitar que alguno de los comensales se quede con tu trozo de carne.

Aunque hay fondues de queso, también hay fondues de aceite. Así suelen llamar a las que consisten en un recipiente con aceite bien caliente para poder freír la carne y luego acompañarla de diferentes salsas.

Fondue de Queso
Fondue de Queso

Ingredientes para 2 personas

  • 1 diente de ajo
  • 400 g de queso (gruyere, emmental, Vacherin Fribourgeois)
  • 300 ml de vino blanco seco
  • 100 ml de Kirsh (licor de cerezas)
  • 1 cucharada de Maicena
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada (opcional)
  • Además
  • Trozos de pan, patata cocida, vegetales cocidos

Elaboración paso a paso

  1. En una fondue (si no tienes, puedes utilizar un cazo pequeño), frotar el diente de ajo por todas las paredes para que se impregna de sabor.
  2. Añade el vino -reserva un poco para disolver la maicena-, el licor de cerezas y los quesos ligeramente troceados para que se fundan más rápido. Evita que el queso hierva para que no se separe la grasa.
  3. Una vez fundidos, añade el vino reservado con la maicena. Mueve todo para que se unifique. Ponle un toque de pimienta y, si te gusta el sabor, nuez moscada.
  4. Si lo deseas, en el momento de servir, añade un chorreón de kirsch y flambea. Acompáñala con vegetales cocidos, trozos de pan o pasta.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

La fondue de queso, la originaria siempre fue de queso, aunque ahora se haga de otros productos, es un plato internacional muy variado que, debido a su riqueza en proteínas, necesita ser acompañada por acidez, burbujas y frescura para facilitar y ayudare a una digestion lenta pero de calidad. Vean u observen como siempre estas fondues se acompañan de algo de vegetales, frutas ácidas, como pueda ser algún tipo de melón en concreto, una buena vinagreta, etc.

Eso es lo que nosotros hemos hecho a la hora de elegir las bebidas ideales e idóneas para acompañar a esta fondue, que nos van a permitir hacer una cena para amigos o familia divertida, amena y de fácil preparación, porque aún estamos en verano y hemos de aprovecharlo.

S.Pellegrino y Perelada Ex Ex 13
S.Pellegrino y Perelada Ex Ex 13

Pero, ¿qué pasa con las bebidas? Pues nada, que en primer lugar proponemos una bebida que aporta frescura y burbujas con un sabor cítrico y un gas cremoso ideal para digerir. Es sin ninguna duda S.Pellegrino, el agua gastronómica por antonomasia a nivel internacional.

A su lado, un vino escaso y casi único – como el agua- , un EX,EX 13, un vino blanco, fresco y ácido, elaborado a base de Garnacha roja del Ampurdán. Cremoso, fresco y sutil, un compañero que se deja seducir por el agua, ya que gracias a su equilibrado carbónico nos permitirá mantener el sabor en boca mucho más tiempo de forma que nos permite saborear todo mejor, manteniendo las buenas sensaciones más tiempo.

Vean qué delicia y qué placer se puede conseguir de una forma sencilla y casera. Eso sí, siempre hemos de saber elegir, tal y como indica el protocolo, primero el agua y luego el vino, así nunca nos equivocaremos. Siempre hidratados pero con placer.

Trucos

  • En cuanto a los tipos de quesos, puedes utilizar quesos suizos (raclette, sbrinz), pero también quesos franceses como el Comté; italianos como el Fontina; británicos, como el Cheddar; o españoles como el Manchego.
  • Si no encuentras Kirsh, puedes sustituirlo por más cantidad de vino blanco.
  • Si la fondue es el plato principal, calcula unos 200 gramos de queso por persona.

Y no te pierdas el SOUFFLÉ HELADO DE CHOCOLATE, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies