Chile poblano, el pimiento de mayor tradición mexicana

Rico en vitamina C y fibra, destaca por carecer de picante y otorgar un sabor especial a los platos

El chile es uno de los alimentos básicos en México y forma parte de la tradición culinaria y gastronómica del país. Su producción alcanza los 4,49 millones de toneladas al año, de los que 2,11 millones se destinan a la exportación. 

Entre la inmensa variedad de chiles del país, hay uno que destaca sobre lo demás, el chile poblano (capsicum annum). Además de ser el más consumido, es el ingrediente principal de los chiles en nogada, plato típico en la fiesta de la Independencia, que tiene lugar en el mes de septiembre.

El chile poblano recibe este nombre porque se han encontrado evidencias de su cultivo hace más de 6.000 años en el Valle de Tehuacán, en el estado de Puebla, ubicado al sureste de la Ciudad de México. 

A pesar de que la característica principal del chile es la sensación de picante que genera, el chile poblano destaca por carecer de picante, aunque tiene un sabor especial que se aprovecha en diversas preparaciones. Por norma general, estos platos incluyen “a la poblana” en su nombre, haciendo alusión a la presencia de este chile. 

Es una variedad con gran longitud, ya que llega a medir de entre 16 a 18 centímetros de largo y 6 centímetros de ancho aproximadamente. Tiene un color verde oscuro, es carnoso e ideal para rellenar, debido a que su interior es cónico y espacioso una vez que se retiran las semillas del chile.

Es rico en vitamina C y fibra, ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre y tiene propiedades antioxidantes gracias a la capsaicina, aunque suelen perderse durante la preparación si se someten a cocciones con altas temperaturas.

Una vez seco, se le otorgará un nuevo nombre dependiendo del color que tome. Así, si se torna color negro, se conocerá como “chile mulato”, y si se torna rojizo, se le llamará “chile ancho”, que es uno de los ingredientes principales del mole y la salsa tradicional más importante de México.

Los chiles en nogada, un plato típico de la gastronomía de Puebla que en un principio preparaban las monjas, aprovecha los ingredientes de temporada para representar los colores característicos de la bandera mexicana: verde, a consecuencia del perejil; blanco, debido a la salsa elaborada con nueces; y rojo por la granada.

La temporada ideal de su consumo es en verano, específicamente, de julio a septiembre, mes este último el de mayor demanda.

Receta paso a paso: CURRY VEGETAL

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies