Con la colaboración de:

Flores comestibles, una tendencia que sigue al alza

Estos productos aportan colores y texturas a numerosos platos

Probablemente no conocemos la gran variedad de flores comestibles, pues no es común encontrarlas en un supermercado, principalmente por su corta vida, ya que son productos libres de pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes tóxicos.

Resulta curioso pensar que las flores son parte importante de la gastronomía a nivel internacional. Por ejemplo, el uso del azafrán para la paella, el uso de la flor de jamaica, la manzanilla para las infusiones o las flores de calabaza rellenas.

Además de aportar a los platos color y fragancia, un informe del Zhang Dongsheng de la Sociedad de Ciencias y Tecnologías Alimentarias de China, afirma que las flores contienen grandes cantidades de nutrientes. Algunas son ricas en proteínas, grasas, almidones, aminoácidos, vitaminas A, B, C, E y minerales.

Actualmente existen más de 200 flores para el consumo humano, de las cuales 50 crecen en México, según un análisis del Instituto Politécnico Nacional de la Ciudad de México.

Algunas de estas flores son: jamaica, calabaza, lavanda, bugambilia, rosa, geranio, dalia, borraja, mastuerzo, clavelina, malva, manzanilla, diente de león y el cempasúchil.

Tres puntos clave para su consumo:

  1. En la nevera se conservan frescas por una semana.
  2. Se debe retirar el pistilo para no ingerir el polen, además de ser un posible factor de peligro para la salud, evitará la presencia del sabor amargo en tu elaboración.
  3. Un alto consumo de flores comestibles puede resultar indigesto.

La flores comestibles llegaron para quedarse y no solo para ser un elemento visual. Se pueden incorporar a un plato junto con hierbas aromáticas como el cilantro, tomillo, mejorana, laurel, eneldo, romero, albahaca, hierbabuena o menta.

Es importante tener en cuenta que no todas las flores son comestibles, ni todas las flores son cultivadas para consumo, ya que las que se venden en viveros o floristerías son generalmente tratadas con pesticidas.

Una opción segura sería cultivarlas, o si son comerciales, asegurarse de que sean de origen ecológico y para uso alimenticio.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

No te pierdas la Moussaka de Corderoreceta paso a paso pinchando aquí.

Autor del artículo
Azucena Gil
Su formación comienza en Superior de Gastronomía Universidad, Ciudad de México. Ahí mismo emprende su vida laboral colaborando durante tres años dentro del equipo de Relaciones Públicas y como Coordinadora del área de Vinculación Institucional donde destaca por la organización de capacitaciones para restaurantes, haciendas y diversas empresas públicas y privadas, como la Cámara de Diputados. Durante este periodo realiza el Diplomado en Vinos para la formación del Sommelier. Posteriormente, en una importadora de vinos, dentro de la Ciudad de México, se desempeña como representante de venta de vinos españoles y argentinos donde se dedica a capacitar y formar a personas encargadas de brindar el servicio del vino en HORECA. Actualmente se encuentra realizando un Master en Cultura y Comunicación del vino en la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Italia.

Comentarios

1 comentario
  1. Escrito por
    Yalennis Arias Hernández
    Feb 12, 2020 Reply

    es muy interesante y delicioso el tema de las flores comestibles, ya que también tienen propiedades terapéuticas. diversifican el sabor de los alimentos y realza la imagen a la vista del consumidor ofreciendo un plato atractivo y variado tanto a la visión como al paladar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies