Con la colaboración de:

Salsa Bechamel: receta y trucos

Una salsa fácil de preparar que combina con multitud de platos

Es una de las salsas más utilizadas en las cocinas de todo el mundo. La bechamel, también llamada besamel, besciamella (en italiano) o salsa blanca (en Latinoamérica), es una salsa espesa elaborada con un roux –mezcla de harina y mantequilla– y leche.

Hay recetas que utilizan otro tipo de grasa como aceite de oliva virgen extra o margarina y se emplea, principalmente, para gratinar pastas y verduras. Además, sirve como base de muchas salsas. A partir de una bechamel y añadiéndole nata recibe el nombre de Crème; si se incorpora salsa de tomate, Aurora; puré de cebolla, Soubise; o queso y caldo, denominada Mornay.

Si se sustituye la leche por caldo de pescado, carne o ave, se le llama velouté. A diferencia de otras salsas, la bechamel se puede preparar fácilmente y utilizarla en el mismo momento a diferencia de jugos de carne que necesitan mucho tiempo de cocción para su concentración.

Ingredientes

  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina de trigo
  • 500 ml de leche entera
  • Sal y pimienta blanca
  • Nuez moscada

Elaboración paso a paso

  1. En una olla, calentar la leche a fuego bajo. Si lo deseas, puedes añadirle una hoja de laurel.
  2. En un cazo, derretir la mantequilla a fuego bajo y añadir la harina.
  3. Remover constantemente hasta que la mezcla quede homogénea y dorada para evitar que la harina se quede cruda.
  4. Añadir la leche poco a poco al roux (mantequilla y harina) mezclándolo sin parar de batir con una varilla de mano evitando que se formen grumos.
  5. Incorporar la sal, la pimienta blanca y un toque de nuez moscada.
  6. Seguir moviendo durante unos 20 minutos procurando que no se pegue al fondo de la olla.
  7. Retirar la olla del fuego y pasar la salsa bechamel a un recipiente.

Trucos

  • Si guardas la bechamel en la nevera, cúbrela con un film pegado a la salsa para evitar una costra en la superficie.
  • Si la bechamel te ha quedado algo espesa, puedes añadirle un poco más de leche.
  • Si utilizas la bechamel como salsa de pastas, reduce 20 gramos de harina para que esté más líquida.
  • Si preparas croquetas, sube la cantidad de harina a 75 gramos.
  • Puedes hacer una exquisita salsa de queso con esta receta añadiéndole queso azul, queso de cabra o un queso de sabor fuerte.

No te pierdas la receta de MINI PIZZAS DE COLIFLOR.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Manu Balanzino
Chef, sumiller y asesor gastronómico. Experto en gestión de Alimentos y Bebidas en el sector de la Hostelería, se encuentra inmerso en labores de asesoramiento a restaurantes en el desarrollo de cartas, vinos, destilados y control de costes. A su vez, asesora a numerosas marcas del sector agroalimentario. Su formación en el sector Servicios comienza en la Escuela de Hostelería de Benalmádena, para posteriormente ampliar sus conocimientos, cursando la "Diplomatura en Gestión de Alimentos y Bebidas" en CIOMijas, y el "Certificado Profesional de Sommelier Internacional" por ESHOB. Manu Balanzino es un apasionado del mundo de la comunicación, y ha fundado el periódico digital de gastronomía, The Gourmet Journal, una publicación referencial del ámbito gastronómico la cual dirige. Además, es colaborador experto en gastronomía en revistas especializadas como Andalucía de Viaje, El Gourmet (AMC Networks International Latin America) y Diario Sur. En radio, conduce el programa "Momentos Gourmets" en COPE y en televisión, colabora en Canal Cocina, RTV Marbella y Fuengirola TV.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies