Clericot, un cóctel ideal para cada ocasión

Compartir


Esta bebida refrescante y suave tiene como principales ingredientes las frutas y el vino tinto

El clericot también llamado clericó” es un cóctel elaborado principalmente con vino tinto, aunque en la actualidad lo podemos encontrar también con vinos blancos o rosados. 

En el mundo de la coctelería existe una gran variedad de cócteles, como el emblemático Cosmopolitan, la tradicional Margarita, el Daiquiri o el Bloody Mary, que son bebidas que no deben faltar en nuestro menú. Puedes conocer los cócteles más famosos del mundo aquí.

Pero el clericot resulta un cóctel más ameno, suave y apto para el verano, como si se tratara de una bebida destinada a compartir, aunque no por ello pierde su carácter. Además, uno de los ingredientes principales son las frutas, desde manzanas hasta fresas, pasando por melocotones, melón, naranjas o uvas. Además, se pueden emplear diferentes zumos, sodas o destilados como el vodka o brandy, por ejemplo.

Te puede interesar: CARNES VEGANAS, UNA ALTERNATIVA A LA PROTEÍNA ANIMAL

El origen del clericot es romano. Nació en las fiestas en honor a Pomona, la diosa de los frutos y los árboles. Esta tradición se vio enriquecida con las celebraciones celtas, quienes festejaban a un caballero llamado Samhain, tomando vino durante las mismas fechas.

En India, mientras fue colonia inglesa, se acostumbraba a tomar esta bebida en una copa tipo clarete (copa con paredes altas utilizada anteriormente para servir vino de Bordeaux), y por ello recibió el mismo nombre. Fue con la llegada de ingleses al continente americano, concretamente a países como Argentina y Uruguay, cuando la bebida comenzó a llamarse clericot” o clericó”.

Su preparación es sencilla. Primero, se cortan en cubos pequeños las frutas previamente lavadas y se incorporan en una jarra. Se agregan las bebidas, no hay un orden específico, pero es recomendable añadirlas una a una y no todas al mismo tiempo para que el color sea atractivo y no turbio.

Finalmente, se deja reposar durante al menos 15 minutos para concentrar sabores y aromas. Es muy parecido al vino caliente, bebida que se elabora con los mismos ingredientes, adicionando especias y que es muy consumido en Europa durante los últimos meses del año. La diferencia, como indica su nombre, es que se calienta y se sirve de esa manera, mientras que el clericot no, su perfecto servicio es acompañando con hielo

El clericot es una opción accesible para quienes deseen encontrar un cóctel ligero, por ello, se ha ganado un lugar en las mesas de todo el mundo.

Receta paso a paso: CURRY VEGETAL

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies