Tarta de Oreo y Cacahuetes

Compartir


Un postre exquisito con las galletas más populares del mundo

Creadas en el año 1912, las Oreo se han convertido en una de las galletas más populares a nivel mundial. Nacidas en Nueva York, la suma de todas estas galletas fabricadas en un año podría dar la vuelta al mundo cinco veces, ya que la producción supera los 40.000 millones de unidades.

Estados Unidos, China, Reino Unido, México, Argentina o España son algunos de los países que más compran Oreo. Además, aunque no te lo creas, existen más de 50 sabores, entre ellos, vainilla, fresa, limón o chocolate. También las hay bañadas en chocolate negro o blanco.

Una base elaborada con estas crujientes delicias hace de la tarta de Oreo y cacahuetes una receta especial, que incluye además un cremoso mousse de chocolate negro. También lo puedes hacer con chocolate con leche, vertido sobre una fina capa de mousse de crema de cacahuetes.

Una combinación exquisita y sencilla de elaborar, aunque tendrás que darle unas horas entre capa y capa para que quede perfecta. Una vez la tarta esté fría, añade chocolate fundido por encima y frutos rojos.

Ahora, solo queda prepararla. ¡Disfrútala!

Ingredientes para un molde de 26 cm

Para la base

  • 250 g de galletas Oreo
  • 100 g de mantequilla sin sal

Para el mousse de chocolate

  • 150 g de chocolate negro
  • 300 g de nata líquida

Para el mousse de cacahuetes

  • 200 g de nata semimontada
  • 50 g de azúcar
  • 125 g de crema de cacahuetes

Además

  • Chocolate fundido
  • Frutos rojos variados
Tarta de Oreo y Cacahuetes
Tarta de Oreo y Cacahuetes

Elaboración paso a paso

  1. Triturar las galletas Oreo hasta conseguir un polvo fino. Fundir la mantequilla en una olla o en el microondas y mezclar bien.
  2. Disponer la mezcla en un molde de tarta con la base forrada de papel. También, puedes utilizar un molde de silicona desmoldable.
  3. Enfriar durante una hora.
  4. Mientras, fundir el chocolate negro al baño maría y añadir la nata caliente (100g). Mezclar y reservar.
  5. Montar la nata, 200 gramos, hasta que esté semimontada. No es necesario llegar a una consistencia tipo fresas con nata.
  6. Unir la mezcla del chocolate fundido y la nata con movimientos envolventes, de afuera hacia dentro para lograr que quede bien aireada.
  7. Disponer sobre la base fría y volver a meter en la nevera durante una hora. También puedes colocar la tarta en el congelador.
  8. Montar la nata con el azúcar moreno y añadir la crema de cacahuetes. Mezclar ligeramente y verter sobre la base de chocolate fría.
  9. Enfriar en la nevera durante 4 horas. Desmoldar y colocar en una tartera o plato ancho.
  10. Por último, decorar por encima con chocolate negro fundido y frutos rojos tales como frambuesas o arándanos.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

En esta ocasión, cuando empezamos a ver la luz, una luz que iluminará nuestra hostelería, nuestra gastronomía, nuestras costumbres, nuestras ferias y eventos gastronómicos y, en definitiva, nuestra vida, he gustado de ofreceros una trilogía que desde mi punto de vista es muy interesante.

Hablamos de Agua-Cava-Vino dulce-Agua, y todo esto acompañado de sabores dulces con texturas un tanto crujientes en base: la tarta con el chocolate fundente y amargo y los sabores marcados de los cacahuetes, aunque sea en forma de mantequilla. A su lado, y como siempre en estos casos, un buen vaso de agua S.Pellegrino. El agua nos aporta hidratación, frescura y cremosidad en sus burbujas cítricas.

S.Pellegrino, Elyssia Rosé Pinot Noir y Ojuel
S.Pellegrino, Ojuel Supurao y Elyssia Rosé Pinot Noir

Acto seguido, una copa de Cava Elyssia Rosé Pinot Noir. Sí, más burbujas, en este caso frutales y también frescas de un cava joven y lozano que conquista la textura crujiente de las galletas Oreo.

A su lado, un vino de lo más especial y escaso, aunque se puede encontrar, como es Ojuel Supurao, algo único en La Rioja. Un vino de pasas pero pasificadas en frío, en bodega.

Y seguimos con otra degustación de la tarta, y ahora de nuevo un vaso generoso de S.Pellegrino, ¿por qué? por que nos aporta digestión, sapidez y chispa y nos mantiene en boca el sabor del conjunto durante bastante tiempo en una armonía perfecta, donde las fragancias y los sabores son generosos y a la vez plácidos.

Algo tan sencillo como seguir esta simple regla para continuar disfrutando mientras vemos sonreír de nuevo a la vida.

Trucos

  • Puedes añadir una cucharada de cacao en polvo a la mezcla de mantequilla y Oreo, así tendrás un sabor más intenso a chocolate.
  • Recuerda no montar demasiado la nata para que el mousse te quede cremoso y aireado.
  • Para montar la nata, recuerda tenerla bien fría e incluso si el recipiente donde realizas el montado está frío, mucho mejor. Guárdalo media hora en la nevera.

Y no te pierdas el CHEESECAKE DE OREO, aquí puedes encontrar la receta paso a paso.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies