Con la colaboración de:

La Sriracha, la salsa picante tailandesa

De elaboración sencilla, combina con numerosos platos internacionales

Un ingrediente importante de la comida tailandesa es la Sriracha, una salsa picante que se hace a base de chiles rojos y vinagre. Puede aportar un toque picante y ácido a una gran variedad de platos, y aunque se usa principalmente en la comida asiática, combina con diferentes elaboraciones culinarias.

La salsa Sriracha recibe su nombre de su ciudad de origen, Si Racha, que se sitúa en la costa este de Tailandia. Fue creada hace más de 80 años por una mujer de la zona, Thanom Chakkapak, y rápidamente ganó popularidad dentro del país y a nivel internacional.

Originalmente, la salsa Sriracha se empleaba en Tailandia para acompañar a pescados y mariscos, pero hoy en día se puede conseguir en muchas regiones, ya que es elaborada por varias marcas. Quizá la más conocida es la de la empresa americana Huy Fong Foods, en cuya etiqueta hay impreso un gallo blanco. Esta salsa acompaña a fideos, arroz, revueltos, sopas y hamburguesas, entre otros platos.

¿Qué lleva la salsa Sriracha?

Como muchas salsas picantes, la salsa Sriracha se basa en chiles rojos y vinagre. Además, esta salsa también lleva azúcar, ajo y sal.

Cómo hacer Sriracha casera

Aunque lo más común es comprar la Sriracha, también se puede hacer en casa con mucha facilidad. Simplemente se necesita 150 gramos de chiles rojos, 10 dientes de ajo y 240 ml vinagre blanco. En una olla, hervir a fuego lento hasta que el ajo se ablande, unos 15 minutos.

Triturar hasta conseguir una consistencia uniforme y líquida. Pasar por un colador fino y volver a meter en una olla. Cocinar hasta que hierva la mezcla, apagar el fuego y añadir 50 gramos de azúcar y una cucharadita de sal.

Reserva tu Sriracha casera en la nevera dentro de un recipiente bien sellado para que te dure unos meses.

Cómo usar la salsa de Sriracha

La salsa de Sriracha combina perfectamente con la comida tailandesa, como el pescado y el pad thai. Sin embargo, puede sustituir a cualquier salsa picante en una gran variedad de recetas.

La Sriracha se ha hecho muy popular sobre todo en Estados Unidos, donde a veces se utiliza en lugar de la salsa ketchup. Puedes hacer una mayonesa de Sriracha, mezclando los dos ingredientes, para una versión más picante del condimento popular. Combinará muy bien con patatas fritas.

También se puede utilizar la salsa de Sriracha para marinar carnes, pescados o el tofu, y además queda muy bien en un wok de verduras y arroz. Pruébala con nuestras hamburguesas de atún.

Las opciones son interminables a la hora de encontrar un uso para la Sriracha, y esta salsa tailandesa puede ser un elemento muy útil para cualquier cocina.

Ver: EL GUACAMOLE: DE DÓNDE VIENE Y CÓMO SE HACE

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Autor del artículo
Bree Recker
Redactora, creadora de contenidos y aficionada de la gastronomía. Bree Recker es nativa de Michigan, Estados Unidos, pero lleva más de tres años viviendo entre Granada, Barcelona y Madrid, sintiéndose española. Ha adquirido un amplio abanico de experiencia en cuanto a la redacción de contenidos y la gestión de redes sociales, pero el ámbito que más le apasiona es el mundo culinario. Recibió su licenciatura en Relaciones Internacionales y Español de la Universidad de Michigan y acaba de cursar un Máster en Periodismo Cultural en la Universidad CEU San Pablo. También es la fundadora del blog gastronómico "brieelikethecheese" en el que desvela sus creaciones gastronómicas y destaca su pasión por descubrir el mundo a través de la comida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies