Lemon Pie

Compartir


Un postre sorprendente por su combinación cítrica y dulce

El Lemon Pie, también llamada tarte au citron, es uno de los postres más internacionales junto con la tarta de queso, la tarta de zanahoria, el coulant o el browny de chocolate. Según cuenta la historia, este dulce se sirve desde la Edad Media y era el postre de referencia de los banquetes de la reina Elizabeth de Inglaterra, aunque el merengue no se inventó hasta el sigo XVII y el lemon pie no tomó relevancia hasta el siglo XIX.

Este bocado dulce consiste en una crujiente base de masa quebrada, una cremosa crema de limón y se termina con un merengue italiano. El toque ácido del cítrico y el dulzor del merengue hacen de este postre una auténtica delicia.

Dale un giro a la presentación y prepara el lemon pie en los propios limones que necesitarás para hacer la crema. Un postre para sorprender a tus amigos e invitados junto a una Acqua Panna. 

Lemon Pie
Lemon Pie

Ingredientes para 6 personas

  • 6 limones
  • Hojas de hierbabuena

Para el merengue italiano

  • 125 g de azúcar
  • 40 g de agua
  • 1 clara de huevo

Para la crema de limón

  • 40 g de zumo de limón
  • 75 g de huevos
  • 75 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • Ralladura de un limón

Elaboración paso a paso

  1. Lavar los limones perfectamente.
  2. Cortar la parte superior y con la ayuda de una cuchara, retirar toda la pulpa interior.
  3. Rellenar con la crema de limón, ¾ partes, y reservar en la nevera durante unas horas.
  4. Pasado este tiempo, terminar con el merengue y flambear ligeramente.

Para la crema de limón

  1. Calentar el zumo de limón junto con la ralladura. En un bol, mezclar los huevos y el azúcar con la ayuda de una varilla. Una vez homogéneo, añadir el zumo caliente al bol.
  2. Mezclar ligeramente y volver todos los ingredientes a fuego medio hasta que adquiera consistencia, como si de una crema pastelera se tratase.
  3. Es muy importante no cocer demasiado la crema para que el huevo no cuaje. El truco es sumergir una lengua o cuchara en la olla y si cae ligeramente, tipo crema, retirarla del fuego y pasar a un recipiente.
  4. Añadir la mantequilla en trozos pequeños, mezclar y cubrir con film para evitar que salga costra. Enfriar.

Para el merengue italiano

  1. En un cazo, hervir el agua y el azúcar hasta llegar a los 120 grados. Si no tenemos un termómetro, dejar caer una gota de caramelo en un vaso de agua y que forme una bola. Otro consejo es retirarlo del fuego en el momento que empiece a coger ligeramente color.
  2. Montar las claras de huevo e ir añadiéndole el jarabe previamente realizado hasta conseguir un merengue denso.

‘Armonías en Sabores y Fragancias’. Por Juan Muñoz Ramos.

Un sabor ácido y dulce a la vez, fondo de vainilla y merengue gratinado… qué maravilla, qué sensaciones más frescas en este septiembre un tanto cálido, qué fragancias más atractivas con un sabor delicado y untuoso a la vez, realmente un postre de media tarde que seguro hará las delicias de pequeños y mayores.

Pero este sabroso postre se ha de acompañar de algo más, de bebidas que guarden coherencia y que sean saludables y que a la vez cumplan estos dos parámetros. Pues nada mejor que un agua de calidad, es por eso que aconsejamos Acqua Panna, un agua fina y sutil, fresca, sedosa y suave, que nos hidrata de forma saludable gracias a su débil mineralización.

Acqua Panna y Sidra de Hielo Caldea
Acqua Panna y Sidra de Hielo Caldea

A su lado, una bebida nueva en España, nueva en lo que respecta a su elaboración ya que hacerse se hace desde hace bastante tiempo en Québec (Canadá). Se trata de la Sidra de Fuego Caldea de Asturias, una bebida que combina a la perfección dulzura y acidez, igual que el postre. Esta sidra se hace fermentando lentamente un mosto de manzanas hervido y concentrado, pura miel, que necesita de un equilibrio que sea perfecto en finura y suavidad como el que ofrece para una armonía equilibrada el Acqua Panna.

Vean la curiosidad de los productos y los platos que, cuando se sabe jugar de forma sencilla, casan a la perfección, sobre todo cuando buscamos la felicidad y el placer.

Trucos

  • Si no tienes un soplete, enciende el horno con la función grill y una vez caliente, gratinar unos minutos.
  • Puedes sustituir el zumo de limón por lima, fruta de la pasión o naranja. Los sabores ácidos combinan muy bien.
  • Utiliza claras de huevo natural, no pasteurizadas, así el merengue se montará mejor.
  • Si la crema de limón se te ha cocido algo más, eso quiere decir que tendrá algo de grumos por el huevo, tritúrala y así conseguirás una crema fina.

No te pierdas la receta de MINI PIZZAS DE COLIFLOR.

Síguenos en TwitterFacebookInstagram o recibe nuestras noticias pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
The Gourmet Journal © Copyright 2022. Todos los derechos reservados.
Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies